martes, 8 de febrero de 2011

EL LLADRÓ

Contaré hoy una de esas intimidades que no pueden faltar en un blog como este. Más que “una de esas”, creo que esta es “LA INTIMIDAD” en mayúsculas. Vamos a ello.

Correría el año 1993, cuando yo tenía mis trece años y ya era consciente de que me gustaban los hombres, sus pitos y sabía, gracias a la televisión, que los hombres que gustan de otros hombres, se suelen meter los pitos por el culo. Claro, yo a esa edad, que aun no había conocido varón (por cierto, llegaría con los 19), metido en esa Córdoba que cierra toda posibilidad a conocerlo, más antes que no había modo de encontrar sitio marica alguno por allí y con la pubertad cegándome la vista (como ahora, que sigo con ella creo), me dije a mi mismo: si los hombres no vienen a ti, búscate algo que haga de hombre. Y claro, yo sabía como era un pito, como se suponía que te lo tenías que meter en el culo y estaba ansioso por saber qué se sentía con un pito metido por el culo, así que cuando estaba sólo, esto era los domingos por el a medio día cuando mis padres se iban a misa, me ponía a dar vueltas por casa a ver que encontraba por ahí que me pudiera meter. Y lo más sensato, propio y anatómico que encontré por caso fue esto. La Inmaculada de falso Lladró que tienen mis padres en su mesita de noche.



Me entraba hasta el niño. Yo me sentaba en mi cama, recuerdo siempre con la tele puesta en Tele5, que ponían Humor Amarillo en esa época, me abría mucho de patas así como en “V”, y me la iba metiendo por la cabeza de la virgen poco a poco hasta que ya empezaba la cabeza del niño y ya uno no daba para mucho más. Alguna vez recuerdo que entró la misma cabeza del niño pero fueron las menos veces. Claro, yo no sabía ni como era el ritmo de una empotración, ni si había que empujar, ni por supuesto sabía de la existencia de lubricantes y otras maravillas del mundo moderno. Yo sabía que por el culo se metían cosas, y eso era lo que importaba. He de decir que nunca sentí placer ni me tocaba mientras me metía la inmaculada, ni tenía la necesidad de llegar a orgasmo alguno. Yo simplemente era meterme la virgen por detrás para reafirmarme como mariquita que era.

Luego venía el tema de limpiarla, que con ese vestido que lleva de tanta doblez y de tanta arruga, era un problema. Recuerdo que la ponía debajo del agua del lavabo, y con un cepillo de dientes viejo que me agencié y guardé sólo para tal menester, le sacaba todos los restos de caca que quedaban en los pliegues del vestido, que aunque la virgen no profundizaba mucho, algo pillaba siempre. Y luego la volvía a dejar en la mesilla de noche donde hoy sigue impertérrita el paso del tiempo.

Mi tía maricrís, viajera incansable y de posibles, fue por aquella época a Bali, Singapur y Bangkok. Un viajazo en aquellos años. Y nos trajo a cada uno un recuerdo de sus andanzas. Tuve la suerte de que a mi me regaló un lápiz enorme de gordo, labrado en madera barnizada preciosa con unos motivos tailandeses tremendos de colores y en la punta tenía un gran bolondro que asemejaba la cabeza de un mono. También me lo metí, pero nada tenía que ver aquello con la finura de la porcelana valenciana. Es más, aunque estaba barnizado, la madera tenía sus irregularidades y el roce era muchísimo más inadecuado para el culo. De hecho me metía la cabeza del mono y pare vd de contar. Siempre volvía a la inmaculada en esas mañanas de domingo que tanto ansiaba.

Si estás de acuerdo en que la porcelana valenciana tiene muchas más posibilidades que el mero hecho de adornar la mesita de noche de tus padres, hazte fan del grupo de facebook "el lladró".

Por la normalización de las figuritas de Lladró como instrumento de placer anal. Métete una Inmaculada de Lladró. A mi me entraba hasta el niño.

8 comentarios:

Robin Shilvadin dijo...

Sólo se me ocurre decir... "LA VIRGEN SANTISIMA!!!"
:p

Nano dijo...

Doy gracias a la virgen por haber encontrado este blog. me parto de la risa

Miguel dijo...

enganchadito me tienes!

Miguel dijo...

enganchadito me tienes!

unrespetoalascanas dijo...

He llegado a este blog porque intento averiguar de dónde es el lápiz enorme, tallado y con flores pintadas a mano que tengo en mi habitación, y del que recuerdo que fue un souvenir de algún viaje que mi tío hizo.

Entonces... ¿Tailandia?

Uf... No encuentro ninguna foto en Internet... Arg!!!

Anónimo dijo...

Brutal. Este blog es un descojone.

Anónimo dijo...

Hey there outstanding blog! Does running a blog similar to this require a large amount of work?
I've absolutely no knowledge of programming however I was hoping to start my own blog soon. Anyhow, should you have any suggestions or tips for new blog owners please share. I know this is off topic however I simply had to ask. Thanks!

Also visit my blog post musicos artistas

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!!

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro