miércoles, 9 de febrero de 2011

HARDON - LONDON

Creo sin duda alguna que de todos los sitios guarros y fiestas insólitas a las que he acudido alrededor del mundo, que son unas cuantas, la más tremenda y fuera de si ha sido el HardOn aquí en Londres. No voy a decir que no me gustase, ya que pienso repetir en cuanto pueda ir a la siguiente, pero quizás si me sobrepasó un poco. Mira que a mi estos sitios donde se ve de todo me encanta y sobre todo me encanta como va la gente de caracterizada, como se lo toman tan en serio y como no, los empotradores que se ven, que son como de otro mundo. No voy a negar que me gustase, como ya digo, pero hubo un momento que me dije: ya está bien, sal a la calle, necesito ver gente normal. HardOn, como su propio nombre indica, es simplemente, excesiva, pero no por ello, hay que dejar de ir. Altamente recomendable si se quiere saber a lo que llega la especie humana en cuanto a cerdeo se refiere.


HardOn es el último sábado de cada mes en Vauxhall, como no. Y como no, hay que ir disfrazado, esto es, con un modelo rollo dresscode. Ya sabéis, gomas, cueros,, moteros, camuflajes...cosas de estas. Y botas. Las botas son obligatorias. Yo fui con mis pants de cuero negro y unas botas que me compré en la tienda del Hoist, antes de ir al evento. Unas botas tremendas con las que no sé andar bien pero que con lo baratas que fueron, bien merecieron la pena. 25 libras...y son estupendas. Iba por la calle que parecía que iba andando por la luna... no me veía nada con aquello pero hijos, si hay que entrar así, se las pone uno y fuera.

Casi que lo que más me gusta de estas fiestas es lo profesional que se lo toman todo y lo en serio que va todo. Nada más entrar, ya me vi en la puerta unos empotradores tremendos con unos modelos de quedarse muerto. El segurata de la puerta me preguntó que si llevaba algún lollipop, cosa que me quedó frito...un chupachups para que iba yo a llevar?.. luego que si llevaba popper conmigo, etc etc y finalmente me dijo que los pantalones me los tenía que quitar, cosa que por supuesto yo ya llevaba en mente. Al pasar y pagar las 20 libras de rigor, había una mesa estupenda llena de toallas metidas en un plástico y como unos cacharros enormes que no sabía al principio lo que era. Al pasar por allí me dijeron los muchachos que era un regalo por asistir y que podía elegir lo que quisiera. O toalla o consolador. Claro, cuando me dijeron “...o consolador”, caí en que los cacharros enormes esos azules eran para matérselos por el culo. Como describirlos...eran como unas sandías azules con un pié de lámpara...con ese tamaño y todo eh? De goma, brillántísimas, preciosas. Yo le dije a uno de los que había allí que bien servirían mejor como centro de mesa, y se rió. Elegí por supuesto la toalla, que me parecía muy mona y más cómoda de llevar una vez saliera de allí. Fijaos que mona es. La tengo sin abrir y no la pienso abrir nunca. No pierde detalle.


Cuando entré estaba todo como a medio gas. Todavía no había empezado a entrar el mogollón. El sitio es grande, con tres salas. Una la llamaremos la sala tranquila, otra la sala loca, y otra el curato semi-oscuro al que no entré, ya sabréis más adelante porqué. Un señor de cuero me llevó hasta el ropero, situado en una segunda planta, y allí me cambié. Aquello si estaba ya lleno de gente y pude encontrarme con carlitos, un conocido mio de estos sitios. El ropero está muy curioso porque tiene su propia tienda de cosas propias de estos sitios. Viagras de todos los colores, tamaños y sabores, popperes de todos los estilos, lubricantes de todos los tipos... y la gente se compra allí su viagra, se sientan y se la reparten entre los amigos como muy ritual, cosa que me encantó y sobre todo me acordé mucho de mi madre que supongo que si ve aquello no diría nada porque directamente me pegaría un bofetón por estar allí. Dejamos las ropas en las bolsas de cuadros de plástico estilo mercadillo que te dan y nos bajamos a beber. Ya cuando bajamos se veía aquello más animado, incluso había un muchacho así mono que me miraba, muy alto y como muy que si.



Carlitos desapareció de momento con su amigo y yo me salí a la terraza de fumadores a fumarme un cigarrito. Cuando pasé por la entrada ya había una cola que no se podía creer. Y lo que vi en la terraza de fumadores, se puede creer menos. Creo que es de las escenas más rocambolescas que he visto nunca. En un banco de madera corrido bajo unas lámparas de estufa, había una especie de mega orgía de mujeres, hombres, señoras, viejos, en fin, de todo, desnudos o en bragas, metiéndose los pitos por los coños, las tetas en los coños, las lenguas en los coños, los pitos por los culos, viceversas de lo que he dicho, escupiéndose en los coños, en los culos y en las bocas. Todo esto con unas sonrisas muy tremendas y como muy allí pasando la noche. Yo claro, llegué a la terraza, me encontré con aquello, una de ellas además que eran gordísima con unas tetas que no eran normales, como derramadas por los sobacos, chupándole el coño a una mientras por una rendija del coño que quedaba le metía uno el pito entre coño y boca...que claro, me fumé sólo la mitad del cigarro y me metí para adentro porque sólo me salía sonreirles así como de decir: vaya...que cosa no? Había un cachas tremendo allí delante, clavado de pié, con sus cueros, como un ropero de grande, fumándose un puro y mirando la escena como el que ve El Tiempo. Yo lo miraba a él también para poder mirara a otro sitio de vez en cuando y el ni me miraba... en fin, que me metí para adentro porque yo estaba además medio desnudo y me moría de frío.



Y ya cuando entré dentro, podemos decir que indiscutiblemente había comenzado la debacle. En la sala tranquila, las camareras, que eran unas chicas muy pijas vestidas como de traje de vestir, estaban metiéndole el puño o lo que fuese por el culo a dos chicos subidos de pié en la barra, medio desnudos, claro. En un rincón que daba al baño, uno chupándosela a otro. En el rincón de en frente, otro metiéndosela a otro mientras ese otro se la chupaba a uno. Yo me fui a la barra a beber y acto seguido me fui al baño. Lo que vi allí fue una novedad absoluta en mi vida y paso a contároslo ahora mismo.


Amen de la gente que se la estaba chupando a la entrada del baño, en las paredes estaban los típicos urinarios de pared. Allí que me fui a orinar y de repente me doy cuenta que en mis pies había, todo lo largo que era, un muchacho completamente tumbado junto al rodapies, vestido de goma de arriba a abajo, con una escafandra con un tubo que conectaba directamente con el urinario de pared de la esquina, tubo que acababa en una especie de embudo que estaba puesto donde se mea. Y claro, allí llegó uno, lo miró, y se puso a mear en el embudo. El muchacho del suelo ni se movía ni nada. El estaba allí tragando todos los orines de Londres como si tal cosa. El otro terminó y se fue. Claro, yo no daba crédito, así que lo único que se me ocurrió es vaciarle los hielos de mi copa en el embudo, para que por lo menos se tomara un granizado esa noche. Allí que lo dejé al elemento y allí que se quedó. Sublime.



Fui directamente a la sala loca, a ver que se cocía. De música estaba mucho mejor. Más atronadora y más musicón de estos sitios, que generalmente es el mejor musicón que he escuchado nunca. La gente estaba muy despendolada y para pasar a la zona de la barra había un atasco de gente horroroso. Pasé pisando a nosecuantos y nosecuantos me pisaron también a mi, menos mal que con esas botas no me duele nada, que sino tendría que haber ido a la unidad de juanetes del HardOn, que seguro que también había. Al intentar pasar, un muchacho monísimo, bajito y super cachas, me cogió como de la mano y me quiso llevar a un rincón. Claro, yo lo vi tan mono que me dejé un poco llevar pero de repente, cuando ya lo tuve cerca, me di cuenta que llevaba una faja de estas color carne que lleva mi madre tapándole el ombligo, y lo vi del todo inapropiado para mi, así que me solté y seguí para la barra.



Bebí y bebí y hasta hablé con alguien. Un muchacho mono maduro que me miraba me preguntó si había venido yo solo. Le dije que si y me dijo que muy bien hecho. Allí estuve bailando un poco a su lado porque como me miraba y sonreía, me vi como que nos podríamos casar un rato más tarde en un baño, pero que va, luego me presentó a su novio, que estaba allí delante. El novio me saludó pero yo creo que ni se enteraba ya de donde estaba del moco que llevaba. Una pena porque también era monísimo.




En los podiums se veía de todo. Uno en pelotas haciéndose una paja. Otro abajo queriéndosela chupar de puntillas sin éxito porque se caía del pedo, otros dos en un rincón liándose muchísimo y sacándose los pitos mientras otro de rodillas se los chupaba, en fin, una cosa muy revuelta en general. Y comenzó el show. Voy a intentar comentarlo de la manera más objetiva, sin dar mis impresiones para que quede muy neutral y cada uno saque sus propias conclusiones.

Sale al escenario el empotrador más bruto y vehemente que uno se puede imaginar y se pone a hacer unos bailes muy ridículos que nada le pegan. Hay una silla en medio y se sienta mientras se saca el pito y se lo toca muchísimo. Se levanta y se acerca a la gente arremolinada a los pies del escenario. Empieza con la mano a acercar las cabezas de las gentes a su pito y todo el mundo le chupa el pito a la vez. Los grupos de amigos se sonríen entre ellos abajo y se empujan unos a otros a chuparle el pito muchísimo mientras el les escupe así hacia abajo en su pito y en sus bocas. Un fotógrafo oficial va captando los momentos más importantes. De repente el empotrador elije a uno del publico y este sube, empotrador también, y empiezan a liarse muchísimo. Se sacan los pitos, se los chupan, se escupen en los pitos una barbaridad y se ponen a darle pito al publico, que está en el mismo plan de siempre, empujándose para chuparle el pito a cualquiera de los dos como si de un nido de pajaritos fuera esperando a su mamá.


El empotrador estrella sienta al otro empotrador en la silla y tras chuparle el pito, lo pone en pompa y se la mete muchísimo mientras el público empuja el culo del empotrador fuerte contra el otro para que lo empotre bien. Luego se la saca y se le mea en la espalda al empotrado. El empotrador estrella elige a uno del público para que suba, bastante feo por cierto. Este no quiere pero sus amigos lo obligan y finalmente sube al escenario. Lo sientan en una silla y lo obligan a chuparle los dos pitos a la vez a los empotradores mientras estos se lían muchísimo. Le pegan varios bofetones, lo ponen en pompa y se la mete primero uno y luego otro durante muchísimo tiempo. Luego le dan la vuelta, sacan una especie de pito de goma enorme y empienzan a meterse el pito de goma enorme por el culo con unos botes de lubricantes industriales. El nuevo del escenario se queda sentado como tocándose sin saber que hacer. Luego lo ponen patas arriba, le llenan el culo del lubricante aquel y le meten el pito de goma por el culo muy rápido, mientras uno de ellos lo obliga a chuparle el pito. Más tarde le mea por encima del cuerpo y de la cara mientras le dan popper, y le dejan el pito de goma metido en el culo. Se ponen a liarse muchísimo los dos empotradores y ha hacerse unas pajas enormes delante del público que les chupa los pitos a la vez y el más feo, con el pito de goma en el culo metido, se empieza a hacer pipí de una forma muy ridícula en la silla, encima suya, como quien no quiere la cosa, con una cara muy de estar pasando por las curvas de sierra morena.



Como veis en la última foto, también se hacen cosas que no voy a comentar porque simplemente va mucho más allá de cualquier comentario.

En este punto, decidí irme a la sala normal porque ya se hacía pesado y al final no llegaban a nada y repetían siempre los mismos patrones de comportamiento. En la sala normal estaba la cosa como más bailona y ventilada y decidí ir al baño que me lo hacía otra vez de tanto como había bebido ya. Y allí seguí por cierto el muchacho de los meados, tumbado en su pared, con su embudo y su tubo. Supongo que ya tendría todas las cepas de hepatitis y tuberculosis que se pueden tener en esta vida. Que cosas. Había otro baño con lavabos, donde fui a investigar y allí, cual fue mi sorpresa, estaba la típica negra que hay en todos los baños de Londres, vendiendo sus chupachups y perfumes. Claro, a su alrededor lo que había era gente lavándose el culo en los lavabos (algunos sentados literalmente en los lavabos) con una peste a caca horrorosa y algunos chupándose los pitos en los rincones. Yo no me pude resistir y a la negra le pregunté que como podía soportar estar allí toda la noche, y ella, tal cual, me respondió: -No hay cosa que me ponga más cachonda en el mundo, que ver a dos tíos follándose. Claro, yo me fui a bailar.



Regresé a la sala loca y el show seguía. Yo no sé que estaban haciendo ya, la verdad. El tercero ya no estaba en el escenario y allí lo que parecía era que se estaba corriendo encima de la gente pero tampoco me quise acercar mucho. Como comprenderéis, no quise entrara a explorar la tercera sala, el cuarto oscuro, porque yo creo que ya había visto bastante, y no había pagado 20 libras para igual encontrarme dentro a hombres con tíos muertos colgando del culo como si fueran vacas pariendo.


Total, que ya hubo un momento, que decidí irme. Subí al ropero y cuando me puse toda mi ropa, me encontré al muchacho mono aquel que me miraba al principio. Me preguntó que donde me había metido y nosequé más. Como había mucha gente, me tropecé con mis botas y lo pisé y claro, le pedí perdón. Pues cual fue mi sorpresa que me dijo: -No, por favor, písame más que me pone. Así que yo lo miré como muy serio y de repente le pegué tres o cuatro buenos pisotones como pisando la uva, me despedí y me fui.



Al salir a la calle me di un paseo hasta el el Barcode, donde me tomé unas cañas y agradecí ver gente pedo pero sin estar chupándose nada delante de todo el mundo, que de verdad, sale uno atosigado de tanta cosa.


Si os interesa asistir a un evento como este, no lo dudéis. Yo desde luego pienso ir a todos los que pueda porqué más insólito que esto desde luego ya no lo puede haber.. El próximo está a la vuelta de la esquina...


5 comentarios:

Roberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto dijo...

Toda una experiencia....pero no es muy recomendable lo de esa farmacia que tienen ahí instalada...porque eso de tomar viagra y popper y mezclarlos....pueden acabar cantando los que queden vivos "no es serio este cementerio" por lo mortal de esa mezcla....así que hizo bien en no entrar en la tercera sala...

Anónimo dijo...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

Anónimo dijo...

3 . Mobile stores need to have successful search engines produce into the applications? But one issue about working day loans of which payday lenders separate it in the others is there is no additional need for almost any fax techniques. So how might it believe having income right after you have no quit. instant same day loans All you have to carry out is to post documents showing finance presenting relief testimonies with applying for a bad credit home loan.

Anónimo dijo...

We wish to think that with Sarbanes-Oxley we would below you need, financial products for the not working people. Cash advance cash advance loans surely possess a higher rate due to its near future nature however at the same time this can be overshadowed by the innumerous rewards one becomes a part of. Congressional committees were being investigating your for-profit colleges, however efforts ended up being stymied by the This year elections. instant payday loan Credit card loan quotation can be the very best tool their positive aspects by using these sorts of loans?

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro