miércoles, 23 de febrero de 2011

PONERTE EN POMPA DELANTE DE UNA MÉDICO

Es bueno hacerse, al menos una vez al año, una revisión médica general de todas las ets, vhs y dvds que existen. Cuando uno anda de flor en flor, sin marido posible que aguante este ritmo de vedette, lo aconsejo encarecidamente. Aunque uno acuda a bares de desnudarse y al final no haga nada porque una barra es una barra, ya sólo por el mero hecho de sentarse en un taburete donde se ha sentado media Europa, puedes tener la desafortunada suerte de pillar una clamidia, que suena como a orquídea, pero con escozor.

Yo me las hago en Madrid por ahora. Desde que vivo aquí en Londres he querido mirar hacérmelas aquí, que ir a Madrid sólo a eso es un rollo, pero la verdad, así me sirve de pretexto para ir a los sitios de desnudarme de allí, que los tengo muy abandonados, y al menos una vez al año, tengo que asistir. Esa ciudad fue la que me hizo insólito del todo y a ella le debo mucho. Además mi médico es muy salada y moderna y con ella más que pasarme consulta, aquello parece que lo que estamos es desnudas en la barra del Paw hablando de pitos, hombres y empotraciones. Luego ella me da muchos condones, nos damos dos besos y hasta el año siguiente.


El caso es que la última vez que fui el pasado noviembre, fue súper insólito. Mi médico de siempre no estaba y había una nueva. Me dijo ella que me iba a hacer un test (que ya me habían hecho hace muchos años) sobre hábitos de vida. Yo le dije que ya lo tenía hecho hacía 3 o 4 años, pero ella insistió en que como hacía mucho, mejor me lo hacía de nuevo, con que total, por mi estupendo. El test fue así:

-¿Cuando fue tu primera relación?
-A los 18, en 1999.
-Desde esa relación, ¿cuantas has tenido?
Claro, yo recuerdo que mi primer año de carrera, en 1999, tenía una lista escrita a lápiz, con el nombre de todos los hombres con los que me iba acostando y su puntuación de uno a 10. En un año tenía 87, recuerdo. Que pena que la lista la perdí. Yo esto no se lo conté a ella, claro. Así que le respondí que no podía saberlo...
-Bueno...pero por lo menos, una media...20?
-No, no, más, más...
-Más de 50 desde 1999?
-Si si, más seguro vamos... (claro, yo aquí pensaba en los días enteros y hasta Puentes de todos los Santos, que me he pasado en la Sauna Center de Madrid, donde han podido caer sin exagerar, 3 o 4 por visita... pronto hablaré de aquel lugar)
-¿Ponemos 150? ¿o ponemos más de 150, que es el máximo...?
-Si, si, más de 150... (claro, 87 en el primer año, hace 12 años de aquello, y uno que ha ido a más...pues me sale que me he acostado con media Comunidad de Madrid... sigamos con la encuesta)
-¿Utilizas precauciones?
-Si siempre
-¿Siempre...siempre?
-Si vamos...
-O siempre... pero sólo la puntita...?
-Bueno...hombre...pues...
-A ver, como pasivo que eres, entiendo que el "sólo la puntita", te guste, pero incluso ahí, siempre con condón, siempre, que ya sabes que incluso un hongo o cualquier cosa, está al acecho en esa puntita.


-Bueno, ahora te voy a preguntar por hábitos de vida. ¿Bebes alcohol habitualmente?
-No, sólo si salgo...a lo mejor una vez cada semana. (lo que ella no sabe es que cuando salgo, que es una vez a la semana, dura dos días seguidos...)
-Cuanto sueles beber?
-Pues me tomo a lo mejor dos minis, y luego ya las copas...
-¿Qué es un mini?
-Es un vaso de esos de plástico de litro...
-¿De esos te bebes dos de vino?!
-No, de vino no que me da mucho sueño...de whisky con sprite...
-¿Pero en cada uno de esos van como 3 o 4 copas no?
-Si...
-¿Y luego bebes más copas?
-Si vamos, luego ya en la disco igual 3 caen...
-Pero eso es mucho! ¿No te has mareado nunca?
-Hombre, pues si no...claro...
-Y luego ya está no?
-Si, vamos, si voy a un after me puedo beber otras tres o cuatro, pero vamos, ahora bebo menos porque como ya no me drogo, pues las copas ya llegan a un punto que me saturan. Antes me drogaba en el after que fuera y ya el alcohol no me subía nada y bebía más...
-¿Te drogabas también?
-Si, si...
-¿Cocaína?
-Bueno, lo que hubiera a mano esa noche...
-Vaya...bueno...si, te vamos a hacer entonces de nuevo un análisis completo porque ya sabes que la gente que desbarra mucho por la noche, es más propensa a hacer locuras y en fin...ya sabes...
Claro, yo no le quise aquí contestar ni dar la dirección del blog, sino lo lee y lo que me está es esperando la ambulancia de la López Ibor en la puerta con las correas y la camisa de fuerza preparadas...


Sacada la sangre, me mandaron a hacer un exudado rectal. Es una cosa que suena fatal pero en realidad no es nada. Era la primera vez que me lo hacían además, con que yo iba ilusionadísimo, ya que sabía que iba de que algo te metían por el culo, aunque fuera lo más mínimo. Allí me senté en la sala de espera del hospital y de repente empezó el circo.

Unos gritos como venidos desde las entrañas de la Calle Pureza cuando están sacando a la Esperanza de Triana, salían de la consulta de exudados. Eran de un señor pero lo que no os hacéis a la idea es de como eran. Una cosa como de martirio de la inquisición tremendo vamos. Yo me cagué de miedo porque me puse a pensar que a ver si lo que te metían era una cosa enorme estilo batidora de clara de huevo o algo por el estilo, pero luego caí que se trataba de mi culo y se me pasó el susto. A la médico se la escuchaba perfectamente. Yo me meaba vivo. Sus frases hay que leerlas con la misma voz y tono que tenía Margarita, que estudió neurociencia.

-Pero estate quieto! Es que así no te lo puedo hacer...! vamos a intentarlo de nuevo.
-QUE NO QUE NO QUE NOOOO! QUE ME DUELEEEEE! AAAAAAHHHH!!! NO DE VERDAD!!!
-Pero bueno, es que de verdad! Si te cierras así no puedo de ninguna forma...! ¿Tu no entiendes que si no dilatas, te va a doler más? Es que te lo tengo que meter!
-NOOOO NOOOOOOOO! DE VERDAD!!! AAAAAAAAAAAAHHHH! AAAAAAAAAAAH!!!! PERO POR QUÉ!!! POR QUEEEEEEÉ!
-Pero como que por qué! Pues porque te lo tenemos que hacer, que esto es muy bueno para ti...! anda, ponle tu todo el lubricante que quieras... toma mira, si es mentolado además!
-NOOOOO NOOOOO MÁS PEQUEÑOOOO NOOOOOO!
-Pero como que más pequeño! Pero tu sabes lo que te estoy metiendo!? Pero míralo hombre, míralo que ya ves que no es nada...! no me digas que esto te duele!?

Al final, no sé si se lo pudo hacer o no, pero el caso es que de repente, lo que salió por la puerta era parecido a esto:


Claro, yo me quedé frito...semejante hombre...esos gritos... entré cagado la verdad. La médico era muy simpática. Era así como con sus 50 años o más, muy teñidísima de negro napolitano y con un gesto como de llevar metiéndole cosas por el culo a los hombres toda la vida en aquel sitio. Ella tenía una mirada de estas que dicen “has escuchado absolutamente todo eh?” y claro, yo no me puse resistir y le dije:

-Ay que ver el pobre de antes...
-Bueno, es que el pobre no! Es que yo tengo que hacer mi trabajo! Y con pacientes así no se puede!
-Igual es que se impresionaba mucho...
-Pero como se va a impresionar! Pero si lo que le estaba metiendo era pequeñísimo...! mira, es lo mismo que te voy a meter a ti, míralo! Esto te va a doler?
Y la verdad, aquello era como un aplicador de tampax, no más, con lo que no entendí ese trance yo tampoco.
-Pues no, pensaba que era más grande....
-Que va! Si precisamente es así de pequeñito para que no duela...si míralo! Si es que es más pequeño que una hez!... (esto me encantó)... lo que pasa... es que yo sé lo que pasa. Que esto les duele...no? Pero lo “otro”, lo otro mientras más grande mejor... claro, es que tontos no son!...(yo aquí me meé)

El caso es que ya me puse yo allí en una camilla, en pompa con los pantalones bajados delante de una señora, y me sentí que perdía todo el honor y toda la honra. No es lo mismo estar así en una clínica, con una señora de 50 pasados que te va a escarbar en el culo, que en un baño como dios manda, pedo, con el popper en la mano, y con un señor detrás que te va a empotrar sin haber mediado conversación de ningún tipo. El caso es que ella me dijo:

-Mira, ahí tienes lubricante...ponte el que quieras... el de allí es mentolado y todo, que te de fresquete!

Y claro, otra vez me sentí denigradísimo, en pompa, poniendo la mano para que ella me echara un chorretón de lubricante y luego yo huntándome el lubricante por el culo delante de ella, que no sé si estaría mirando o no, y yo como haciéndome el tonto como sin saber hacerlo para no quedar de lo que de verdad soy. Claro que ella no era tonta porque atentos a lo que me dijo mientras me huntaba.

-Ay por dios! Otro igual! Otro haciéndose el estrecho! Esto lo sabes tu hacer mejor que yo! Y si no lo sabes hacer, deberías, que siempre recomiendo que como pasivos que sois, os echéis lubricante antes.

Yo aquí me metí un dedo por el culo delante de ella, lleno de lubricante y luego hasta casi un segundo, de la impresión que me dio, y luego ya, me dejé exudar.

El exudado rectal lo describiría como si te dan con un palito de helado en el culo y luego te lo meten definitivamente y suena el sonido del lubricante haciendo así como pompitas. No es nada desagradable, al menos en mi caso, ya que la médico era como una gran liberada del recto, y todo le venía ya grande. De hecho, mientras me lo metía, me decía:

-Qué, ¿a que no duele nada?
-No, por ahora no...
-Claro... si es que se ha puesto este pobre... además que se nota, porque yo lo noto porque he visto muchos, y a este no le duele, lo que pasa que le gustan “otras cosas”...
-Ya ya...hombre, desde luego son más placenteras...
-Hombre claro, ¿a ver que te crees?, A mi no me gusta estar toda la mañana metiendo cosas por el culo, pero es mi trabajo y lo tengo que hacer … (todo esto, ella rascando y hablando allí muchísimo conmigo en pompa)... imagínate ahora que a mi el siguiente que venga coge, se me pone en la camilla como tu, le miro el culo y digo: “joder, vaya asco!” y cojo y me voy a tomar un café. Pues no, sería una mala profesional...yo esto os lo tengo que hacer os guste o no.
-Si si, si yo no tengo problema...
-Claro, si lo que te estoy metiendo es más pequeño que una hez...
-Ya ya... (no quise imaginarme que me estaba metiendo una caca por el culo porque mira, bastantes cosas he visto ya como para que ahora una médico me venga con el scat...)


Una vez acabada la cosa, me dio papel para que me limpiara pero yo recuerdo que no me limpié. Es que claro, aquello no lo tienen muy bien montado, porque... ¿donde te limpias? ¿Allí delante de ella te pasas el papel por el culo con todo el lubricante como si te hubieras cagado? Como no vi ni baño, ni biombo ni nada...yo me subí los pantalones y luego en un bar de la esquina me metí en el baño y me repasé bien.

Ya ella se despidió de mi y me dijo.

-Bueno, pues ya en 20 días salen los resultados, que seguro que está todo bien porque no he visto yo ahí que haya nada montado...pero nunca se sabe...¿a que no te ha dolido!?
-No no, vamos, más que doler, es como una cosa que lo mejor es que acabe cuanto antes...
-Bueno, ya, claro, pero no hace daño no?
-No no, si yo no tengo problema...
-Ya he visto... ya.... bueno, venga, llama al siguiente...

5 comentarios:

Fort dijo...

"-Pero eso es mucho! ¿No te has mareado nunca?"

Jajaja Hoy te has superado, me he hartado de reír y claro, absolutamente desvelado estoy ahora...

Robin Shilvadin dijo...

No puedo leer estas cosas a altas horas de la mañana! Espero que los vecinos no me pregunten de qué me reía...
Ay, doña Margarita la de neurociencias... Qué gran mujer!
Y la raspadora ni te cuento! Todo el mundo a conocerla ya!

Anónimo dijo...

jajajajajajaja
saladísimo

Roberto dijo...

Si buscabas experiencias extrasensoriales,haberle dicho que te hubiera tomado muestras de la uretra..una por cada its....palito dentro, toma de exudado, palito fuera...así con cada una....y cuando te diga...no te preocupes, que las molestias se van en el primer orinado.....te acuerdas de su familia durante todo el día...
Y por lo demás...BRAVA...

F Norat dijo...

JAJAJAJJAJajjajajaja!!! lo que me he "jartao" de reír!!! Me acabo de acordar de una visita a un proctólogo que quería ser inchador de globos! XP

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro