domingo, 15 de mayo de 2011

11-S. ¿SEGURO?

El USS Maine fue un acorazado Segunda Clase de La Armada de los EEUU. Fue construido en el astillero naval de Nueva York en 1888 y votado en el 89. El 11 de diciembre de 1897 parte de hacia Cayo Hueso en Cuba. Dos semanas más tarde, la noche del 15 de febrero, una explosión voló la proa del barco, lanzando por el aire cuerpos y partes de la estructura, y hundiéndose a continuación rápidamente. El número total de víctimas fue de 266, todas ellas, soldados estadounidenses. El hundimiento del acorazado fue el principal detonante de la Guerra Hispano-Norteamericana. El suceso fue ampliamente difundido y tergiversado por diversos medios de comunicación estadounidenses, como parte de la propaganda de la Guerra Hispano-Norteamericana, para justificar la intervención y posterior anexión estadounidense de Cuba y una serie de colonias españolas repartidas por todo el mundo.

Sabiendo que estas cosas insólitas han pasado realmente, y otras muchas, muchísimas, siguen pasando sin que nos enteremos de absolutamente nada, me vais a conceder el privilegio de la duda ante lo que se nos ha contado como versión oficial de los acontecimientos del infame 11 de septiembre de 2001 en EEUU. Más aun, sabiendo que por aquellos años, el mundo “disfrutaba” estando bajo los mandos de un señor incalificable llamado George W. Bush. No voy a hablar mucho sobre él. Simplemente con ver este vídeo en el que, tras meterse en la Guerra de Irak y contabilizarse más de 1.200.000 víctimas tanto civiles como militares de ambos bandos, se le ocurre hacer chistes delante de una audiencia encantada, sobre dónde estarán las armas de destrucción masiva, con imágenes de él mismo, buscándolas en su despacho de la Casa Blanca. Ver para creer.





Ver para creer es también lo de su amigo Jose María Aznar, nuestro anterior presidente, que tras confirmar que había armas de destrucción masiva y apoyar a Bush en su tarea de “buscarlas”, se atreve a salir, unos años depués, y soltar estar estupenda chulería aplaudida por los presentes, por la que siento una mezcla de vergüenza ajena y asco bastante afin a su amigo norteamericano.






Dos días antes de los atentados, grandes sumas apostaron por la caída de las acciones de las compañías aéreas de todo el mundo en la Bolsa de Wall St. Así mismo, siete semanas previas a la destrucción del World Trace Center, Larry Silverstein e inversores renovaron el contrato de arrendamiento de dichas torres por 99 años más, con el conseguiente seguro a todo riesgo multiplicado por tres, Aún permanecen en secreto los nombres de tan sabios inversionistas que dos semanas tras su participación cobraron los colosales seguros por 3.500 millones de dolares

Silverstein, conocido desarrollador de bienes raíces en Nueva York, ya poseía la propiedad del 7 WTC, un rascacielos comercial anexo a las torres que también fue destruido el mismo 11 de septiembre unas ocho horas más tarde de los ataques, de forma por demás extraña, de la que luego hablaremos. Silverstein reclama unos 3500 millones de dólares adicionales, ya que el ataque de dos aviones constituye, a su juicio, "dos ataques terroristas" separados», es decir, exigen el doble de lo asegurado, como si el WTC hubiera sido destruido dos veces, lo cual naturalmente se encuentra en litigio en la Corte.

Toda esta información, contrastada y machacada en todos los medios, puede parecer sólo una cocincidencia, pero de verdad os digo, me cuesta creer que en esos niveles, jueguen al “por si acaso” y encima, den tan en la diana.

En la revista The Open Chemical Physics Journal, 2009, 2, se ha publicado en abril de este año un artículo titulado: “ Active Thermitic Material Discovered in Dust from the 9/11 World Trade Center Castastrophe" (algo así como: “Material de thermita activa descubierto en el polvo de la catástrofe del WTC del 11-S”), . En él se explica que, tras un año y medio de investigaciones en el laboratorio, se han encontrado partículas de un explosivo llamado “nano-thermite” en cuatro muestras del polvo generado por el hundimiento de los edificios del World Trade Center, recogidas en cuatro puntos diferentes de Manhattan justo después de los atentados. El artículo va acompañado de fotografías de las partículas de los explosivos, algunas de las cuales son de un milímetro de tamaño y, por tanto, observables a simple vista. El nano-thermite es el explosivo mas común usado en derribos de edificios en EEUU y el 80% del encontrado, estaba en un radio menor a 1klm de la Zona Cero, particulas que al extrapolarlas a una carga normal, se ha calculado que sería necesario tirar un rascacielos de 200 plantas, para haber usado esa cantidad de explosivo. Cada Torre tenia 110 plantas. El Trabajo está firmado por un equipo de nueve científicos dirigidos por Niels H. Harrit., profesor del Departamento de Química de la Universidad de Copenhague. Su publicación causó un gran revuelo en Dinamarca.

Pero hablemos de las Torres Gemelas. Del World Trade Center, (WTC) donde se cumplen las mayores contradicciones y surrealismos de esta historia, y por las que sentía verdadera predilección y creo conocer, por mi afición a la arquitectura contemporanea, bastantes datos.




Las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York fueron diseñadas por Minuro Yamasaki (el mismo de la Torre Picasso de Madrid), y fueron sus palabras, “he diseñado unos edificios que resistirían el embate de dos misiles”. En efecto, las Torres no descansan sobre su pilar central, sino que son sus paredes las que resisten todo el peso del edificio a modo de maya de acero y hormigón. Así pues, un impacto e incluso dos, que cortase esta maya, no haría colapsar las torres como en la versión oficial se ha dicho, puesto que seguirían sustentadas por sus tres restantes caras. Así mismo, JAMÁS en la historia de la arquitectura, unos edificos de acero y hormigón se han derrumbado por la acción del fuego. Tenemos el ejemplo de nuestra madrileña Torre Windsor, que ardió toda la noche y jamás cayó al suelo, si partes de su cubierta, pero nunca colapsó. El 11 de septiembre cayeron tres edificos de hormigón y acero por primera vez en la historia, por la acción de un fuego que ardió no más de una hora y consumió partes vitales del los edificios, versión que se contradice con la física, puesto que el fuel de los aviones, el queroseno, se consume en unos 10 minutos y el fuego restante es el residual de muebles y demás componentes. Así mismo, el acero y el hormigón, se derriten a una temperatura muy superior a la que un fuego de queroseno puede arder, así que es imposible que ese fuego, derritiera las estructuras de esa forma. Todo se cae por su propio peso.




Una vez empezaron a caer, las torres tardaron en desaparecer 10 segundos. Calculos realizados explican que es imposible que colapsen en tan corto tiempo, ya que por física, los pisos van cayendo uno encima del otro, y van frenando la velocidad de caída libre. Hubieran tardado 10 segundos, si se hace una demolición contralada de las torres, colocando explosvos en sucesivos pisos más abajo, para que estos, no pongan resistencia unos con otros.




De hecho, arquitectos de todo el mundo dudan y no saben explicar, como unas torres tan altas colapsaron tan perfectamente derechas, sin caer a un lado, puesto que la versión oficial nos dice que los aviones solo impactaron en una cara de cada torre, no en las cuatro. Esto, teniendo en cuenta que colapsaran por la acción del calor, cosa que ningún entendido en la materia se explica puesto que jamás había pasado una cosa así. Todos los ingenieros consultados han expuesto sus dudas y muchos se inclinan a pensar que fue una demolición controlada. Es más, Lamela, uno de los más importantes arquitectos españoles, ha dicho que lo que el vió por televisón, fue una demolición, puesto que jamás había visto caer un edificio así por acción del fuego, y es más, una caída así de perfecta, sólo se explica con el uso de explosivos.




5 plantas de cada torre, fueron vaciadas por completo 3 semanas antes del 11 de septiembre y no fueron abiertas nunca más. No fueron pisos consecutivos sino que se trataban de plantas con una separación de unos 20 pisos entre cada una. Trabajadores de las torres han confirmado que durante esas tres semanas, estuvo estrictamente prohibido acceder a esas plantas y estuvieron escuchando ruidos de obras durante todo ese tiempo, así mismo observaron un fino polvo una planta inferior a las cerradas, que fue catalogado como polvo de taladrador. El siguiente video ha sido comentado por muchos ingenieros y arquitectos y coinciden en que esas “escupidas” de material procedente de las torres, no es otra cosa que explosivos.




Bomberos y policías presentes en las Torres han confirmado como se escucharon detonaciones tiempo después del impacto de los aviones. Es más, trabajadores en los sótanos de las torres han comentado como su primer conocimiento de que “algo estaba pasando” fue por culpa de unas explisones en los sótanos más profundos del WTC, donde se ha encontrado acero derretido, hecho imposible si nos atenemos a que sólo hubo fuego en las plantas donde impactaron los aviones y hecho imposible también, ya que ese fuego que podría haber derretido el acero de los cimientos, no puede derretir jamás ese acero encontrado en los cimientos.

Pero no sólo cayeron las Torres Gemelas del WTC. Como dije al principio, ese día fue el primer día en la historia en el que cayeron tres edificios de acero y hormigón por causa de un fuego. El tercero fue el WTC 7, también propiedad del ya mencionado, Larry Silverstein, propietario de las Torres Gemelas.




El WTC 7 era parte del complejo del World Trade Center de Nueva York, y era una rascacielos de 47 plantas. Estaba situado no a mucha distancia del WTC1 y 2, las Torres Gemelas, y cuando estas cayeron, sufrió algunos daños catalogados por los ingenieros como de poca o nula gravedad para el edificio. La estructura del rascacielos no se dañó en ningún momento y tan sólo la fachada, fue “mordida” por los numerosos cascotes que cayeron de sus hermanas gigantes. Debido a esto, en varias plantas se declararon mínimos fuegos que no fueron tomados por graves por el Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Nueva York.






Analicemos quienes eran los más importantes inquilinos del WTC 7.

-Salomon Brothers: Grupo de inversión en la primera linea mundial, socios de Silverstein a la hora de asegurar el WTC.
-United States Securities Exchange Comission
-United States Secret Service
-New York Office of Emergencies Management
-National Association of Insurance Comissioners
-Department of Defense
-Central Intelligence Agency (La famosa CIA)

Como veréis, no es moco de pavo. Se trataba de hecho, del edificio del Estado de Nueva York, con más oficinas gubernamentales, algunas tan propias para el 11S como la de Emergencias, la de Comisiones de Seguros, el Departamento de Defensa, la CIA, o el Servicio Secreto de los EEUU. Pues bien, el WTC 7 también colapsó como hecho histórico sin precedentes, ya este, sin haber recibido impacto alguno. Bueno, eso es al menos lo que se creyó al principio. Que colapsó por los daños producidos por las torres. Colapsaría por la tarde, y por supuesto, a muchos les pareció bastante sospechoso que un edificio que no había sufrido daños, colapsara también aquel día.



Hemos conseguido saber con el tiempo, y de la mano del mismísimo Larry Silverstein, que finalmente, el edificio no se derrumbó debido al impacto de las torres. Este video nos muestra a Silverstein explicándonos el porqué de la desaparición del WTC 7 aquel 11 de septiembre. 



Decidieron tirar, quizás el edificio más importante de toda Nueva York, porque ya habían perdido muchas vidas aquel día, y aunque ya estaba evacuado y acordonada toda la zona (era imposible perder más), no sabrían si podrían contener el fuego. Un fuego que como vemos en este video, ocupa, a lo sumo, dos plantas o tres, y por supuesto no en toda su extensión. ¿Alguien se puede creer que van a hacer desaparecer tal cantidad de documentos importantísimos para los EEUU sobre seguridad, porque hay un fuego en dos plantas de un edficio de 47? ¿Era necesario tirarlo?, ¿Es que había que tirarlo a lo mejor?. 



Expertos en demoliciones han afirmado que para "preparar" la demolición de un edificio de esta envergadura, al menos hacen falta varias semanas de estudios para acoplar las cargas en los puntos adecuados y hacer que el edificio colapse recto. ¿En cinco horas fueron capaces de prepararlo? ¿Con aquella desorganización que supuestamente había aquel día?. Otro hecho único que nos regala el 11-S. La británica BBC narró la caída del WTC7, 20 minutos antes de que se produjera.






Y si extraño parece todo acerca de las Torres Gemelas, y nada concuerda, o “concuerda”, igual de extraño es lo que pasó en el Pentágono. Un avión que se estrella en el lugar más seguro quizás de los EEUU, pilotado como es el caso también de las Torres Gemelas, por terroristas suicidas que han estado dando clases de pilotaje unos meses antes, y del que no se han encontrado jamás piezas del fuselaje. Así mismo, es extraño que ninguna cámara de los alrededores del Pentágono (se dice que hay unas 15000) recogiera el avión aproximándose a este. 









Y más extraño aun es el boquete que dejó dicho avión en el interior del último anillo de un edificio que se compone de anillós de hormigón armado. Los ingenieros que se han atrevido a opinar sobre este suceso, coinciden en que por física, el hormigón se debería haber comido al avión en su primer anillo exterior, y en ningún caso haber cruzado varios y ni mucho menos, realizar ese boquete.






No soy de los que crea que se vaya a saber la verdad nunca. Tampoco creo que un Gobierno al completo pueda ocultar tal cantidad de datos. O igual si. Escapa de mi capacidad saber como se mueven las cosas en las altas esferas, aunque me lo puedo imaginar. Sólo digo que la versión oficial incluso nos dice, que tras limpiar la Zona Cero, se encontraron los pasaportes de los terroristas secuestradores. (...)







Gracias a mi trabajo le he podido preguntar a varios capitanes y primeros oficiales, que si ven posible que dos terroristas que han dado clase de pilotar unos dos meses antes o tres, dirijan tres aviones a sendos objetivos, tan perfectamente dirigidos. Que impacten en el Pentágono volando a ras del suelo sin tocar el césped frente al edificio con un avión de esas características, y que impacten, otros, en las Torres Gemelas de esa forma tan acertada. Todos, con muchos años y horas de vuelo a sus espaldas, me dieron un NO rotundo por respuesta.










Para todo aquel que tenga tiempo y le interese, recomiendo este documental, aquí completo y reeditado en español, donde se dan miles y miles de detalles al respecto. Loose Change.











7 comentarios:

Roberto dijo...

Otro hecho insólito más que nos han querido colar...y que forma parte ya de la historia....está claro quienes la escriben y quienes la padecemos...

Robin Shilvadin dijo...

Vaya giro de tema en el blog, pero... Buf! Qué bien estructurado, presentado y explicado!

Gracias por todos estos datos.

Roberto dijo...

Y se me olvidó añadir que el gobierno de USA no tuvo ninguna intención desde el principio de llevar a Osama Bin Ladem al Tribunal Internacional de la Haya (cuando decidieron asesinarlo, por todo lo aquí expuesto....lo iban a tener difícil de sancionarle con una condena larga de cárcel y "ejemplar"

DiegoC dijo...

Espeluznante.

Yobor dijo...

Yo no digo que no, pero Bin Laden reconoció los atentados como suyos (mientras que hay otros muy gordos que no los ha reconocido...)
También se ve que hay dos aviones que impactan en las torres... esos sí se ven! Qé americano se inmola así?
La caida de las torres es bastante sospechosa, desde luego. Quizá la CIA sabía que iba a pasar y les dejaron hacerlo, preparando antes los explosivos o lo que fuera... pero una cosa es clara... hubo aviones que se estrellaron y que fue un grupo terrorista reconocido.

Pero vaya reportaje más interesante ;)

queinsolito dijo...

Lo único claro, es que hubo dos aviones en cada torre. Nada más. Por supuesto, no creo que hubiera americanos entre los suicidas, aunque tal y como estan de tarados algunos, podría hasta ser así. Bin Laden jamás reconoció estos atentados... tan sólo un video sacado por EEUU a la luz, mueestra a un Bin Laden, diciendo que fueron ellos, y dando multitud de detalles sobre lo contento que estaba, video que me merece poquísima credibilidad, puesto que en él, bin laden lleva un anillo de oro (prohibidisimo en su religión) y no es zurdo (lo era en la realidad), amen de que me parece inverosimil que se deje grabar diciendo aquello y que ese video llegue a eeuu y eeuu lo difunda. Me parece tan típico de americanada gorda, y está ese video tan cuestionado, que lo siento pero no. Yo no digo que EEUU tirase las torres y lo organizara todo . Pero lo que me queda claro es que ellos por supuesto que tomaron parte en aquello, quizás con ayuda de algún pais "enemigo", sin saberse bien como ni de que manera intrincada. No creo ni siquiera, que se dejaran hacer aquello sabiendo que iba a pasar. Yo digo que ellos tomaron parte. El WTC7 es de las pruebas más feacientes. Y casi todo en general...

Roberto dijo...

Y yo añadiría las buenas relaciones financieras que había entre la familia Bin Ladem y la Bush mucho antes de los atentados y que cambiaron de signo....la realidad es más compleja que sumar dos + dos y nos den cuatro...

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro