sábado, 13 de agosto de 2011

BERLÍN. ALLÁ VAMOS.

Bueno pues ya era hora. Han llegado mis vacaciones. Mañana tengo un vuelo a la isla de Rodas, veré a ver si veo al Coloso y le propongo algo y luego, directamente a España unos días a ver a la familia (no paso por allí desde Navidad) y luego lo gordo. Lo mío. 6 días a Berlín.



Desde luego el destino no puede ser más ideal. Cansados ya de Ibiza y de sus precios abusivos para luego estar rodeados de chonis todo el día, hemos decidido que Berlín se convierta, a partir de ahora, en nuestro destino veraniego aparte de Mykonos, que lo será también el verano que viene. Este verano nos ha pillado ya tarde.

Y es que Berlín lo tiene todo, y más en verano. La ciudad, más interesante no puede ser. Que ciudad tiene en Europa una historia tan convulsa y tan de ave fénix. Ciudad original de vanguardias más allá de las vanguardias. Que se adelanta a lo moderno y a lo postmoderno para llegar a ser sólo eso. Berlín. Berlín con todas sus letras y con todas sus originalidades. ¿Hay ciudad más original y más revulsiva que esta en el mundo? Quizás Londres, la ciudad más de moda siempre, se lleva la palma como amalgama de todo en la que se encuentra de todo con todas las libertades del mundo y con todas sus razas. La mezcla aquí ha sido un éxito y el cosmopolitismo no se entiende sin la palabra Londres, pero seguramente Berlín, va por delante por lo extrema que es. Londres lanza las modas al mundo. Las modas que lanza Berlín, a veces o casi diría yo que muy a menudo, se dan de bruces con el mundo y vuelven como un boomerang a Berlín, para triunfar sólo allí porque sólo allí son comprendidas. Y ahí está su originalidad, sin recortes, sin censuras, sin molestarle nada a nadie. Por eso lo que pasa en Berlín, es difícil de exportar. Porque solamente se entiende allí.




La ciudad la tenemos ya muy visitada aunque nunca podré decir que la conozco del todo. Ni mucho menos. Pasa como con Londres. Es un constante de nuevas explosiones de arquitectura, mercadillos y vanguardias que siempre son nuevas y siempre sorprenden. Pero este viaje no va a ser precisamente para “re descubrir” la ciudad. Según la cuadrilla que vamos, que se podría asemejar a la pandilla basurilla, a lo único que vamos, al menos de viernes a ¿lunes?, es a massielear. Ya hemos massieleado y conocemos bien donde ir aunque estamos seguro que siempre habrá algo "peor"... pero bueno... Luego el lunes, mis amigos se van y yo me quedo hasta el miércoles en casa de mi amigo Pepe, que me acoge y al que le doy las llaves de mi libertad para que haga conmigo lo que quiera. Pero el finde... el finde va a ser bueno.

De momento, la maleta la llevo que parece... no sé lo que parece. Llevo todos los modelos de látex, goma, cuero y de todo, las botas, las muñequeras, en fin, de todo. Y luego llevo como una ropa normal por si acaso hay que salir a la calle a comprar zumos para rehidratarnos. Queremos ir a todo queridos. A TODO. No sé si va a dar tiempo porque hay mucho por ir y parece que poco tiempo.

De momento, parece claro que el sábado iremos al Kit Kat Club, nuestro templo. El lugar para mi más liberado del mundo. Y el domingo por la noche iremos al Berghain-Panoramabar. Más bien, al Panorama, que es lo que dejan abierto ya hasta ni se sabe a qué horas del domingo o lunes.



 Bar 25, que no sabemos si se llama ahora Kater Holzig. Da igual. Es tremendo. Ver vídeo más abajo.

El apartamento, estupendo que es, lo tenemos en Köpenicker Strasse, al lado de todos los eventos a los que hay que ir si o si, con que igual ni lo pisamos, o lo pisamos para hacernos alguna lavativa o algún cambio de ropa. Hay tanto por ir. El viernes tenemos que probar por la noche por ejemplo, el Watergate, que está ideal con ese techo que parece que te está pasando la M-30 por encima y te deja trallado nada más entrar. Y esa tarde, podríamos probar cualquiera de los garitos que hay en el Spree, el río que cruza Berlín. Tenemos por ejemplo el vehemente Kater Holzig, anteriormente conocido como Bar 25...que aquí tenéis un esbozo de lo que eso puede ser...



Ó por ejemplo, el Der Visionarie...que tiene muy buena pinta...la verdad que es que estando en la zona que estamos, lo tenemos todo al lado y yo creo que terminaremos locos y ya está...además el Tresor, aunque no es el mítico y antiguo, también lo tenemos allí cerca... Adelgazaremos mucho, ya lo veréis, y nos pasará de todo, eso también lo sabéis, porque vamos predestinados al desastre...más aun en Berlín, que la gente está pasadísima y loca y se ve de todo. Yo voy con muchas esperanzas.



Watergate... como es... apropiadísimo!

En fin, que sea lo que Dios quiera. Os dejo de momento hasta mi vuelta, el 24 de este mes, cuando os lo contaré todo detalladamente como siempre, con más pelos que señales.



3 comentarios:

DiegoC dijo...

Pásalo bien,Nando!!!Y déjame algo,que yo voy para el Folsom!!!!

fallerella dijo...

nene, soy un fiel seguidor de tu blog, te comprendo tan bien...

yo tambien estaré en berlin. De hecho este sabado 20 estaré en Schwuz que un amigo mio va a estar pinchando alli y le han pedido que pinche musica española!!

asi que ya le he dicho que ire travestido de flamenca española como minimo!! jajaja

asi que espero que saludes a un humilde y fiel seguidor...

Alison McClaclan dijo...

El Watergate!!!! Maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadre mia! Me han contado maravillas de él! Y ya sí coincidís con Richie Hawtin ya puede ser el acabose!!!

Pásenselo muy bien

Besos

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro