viernes, 8 de junio de 2012

LA BERLINALE´12 - 1ª PARTE

Volví de Berlín. Bueno, ha sido volver y volar hasta ayer mismo. Hoy he tenido guardia, de la que me he salvado y gracias a eso, os puedo contar, ya sin más miramientos, lo que ha dado de si esta nueva Berlinale a la que me he sometido. Ha sido la más corta de todas, de viernes a lunes, y aunque podría haber dado tiempo a visitar muchos eventos, si os digo la verdad, sólo me ha dado tiempo a dos. Y uno de ellos, sin prever. Y es que la cosa ha sido tan tan tan tan descabellada y tan tan tan tan de no parar y de que me ha salido del todo la Massiel que llevo dentro, que mira, para resumir, desde desde que llegué el viernes hasta el domingo por la tarde noche, no dormí. Suena a muy ibicenco o a muy de rave gorda pero que va... ha sido, todo lo que se dice, un señor massieleo. Y lo he disfrutado como pocos. Eso si, a mi amigo Pepe le he hecho un feo un poco gordo. El feo de no pasar por casa hasta el domingo, pero es que Berlín me agarra, y no me suelta. Ya la próxima vez, me pillo hotel o apartamento como las otras veces, porque uno se ve más que no le hace feos a nadie. Desde aquí le agradezco a Pepe muchísimo su hospitalidad, sus risas, su todo. Es como una hermana. Otra hermana exiliada y massielona como yo. Pepe es estupendo, con sus pelos, su barba, su pinta de tiarrón... Pepe, ¡viva tu coño!


Berlín siempre apasiona y siempre encuentras cosas nuevas que visitar. Esta vez, el viernes por la tarde, fuimos a Humboldthain, que es un bunker muy tremendo y torre de defensa antiaérea de la Segunda Guerra Mundial. Es tremendo porque se sube a una montaña muy boscosa en mitad de Berlín, y de repente te das cuenta de que esa montaña no es más que el bunker en si mismo, enterrado.






Y luego nos fuimos al Estadio Olímpico nazi, esto es, el que construyó Hitler para los JJOO de 1936. Desde luego impresiona, porque es todo como muy a lo grande, a lo sobrio, a lo vehemente, y conserva todo lo que es el legado de la arquitectura nazi. Muy tremendo de ver.





Y luego ya nos fuimos a comprar unas cervezas, unos licores y unos bebistrajos, y nos fuimos a casa a ducharnos y ponernos monos. Y salimos. Y comenzó la debacle. La dividiré en dos entradas.


BERLINALE´12. LA DEBACLE. PARTE 1



Antes de llegar a los sitios, vimos por Berlín alguna escena muy estupenda de estas que sólo dan Berlín. Por ejemplo, una pareja de leatheres de estos muy muy muy muy profesionales, que uno era el amo y otro el sumiso, y entonces andaban como separados, el sumiso siempre delante, porque el amo como que se ponía cachondo de ver a su sumiso ir de cuero por la ciudad. 



Además, el sumiso cuando se paraban en algún sitio, como aquí en el metro, se quedaba muy paradísimo. Era muy curioso de ver. 

Y es que en Berlín, en donde sea, se ve de todo, pero desde luego mejor por la noche...el que no se lo crea, que mire y remire bien la maravilla de esta otra foto en el metro. 


¡BERLÍN ES LIBRE! ¡VIVA!

Al primer sitio que fuimos, con los amigos de Pepe, fue al Heile Welt, en el mariquitísima barrio de Schöneberg. Pasa por ser un local como muy normalito, mono, de diseño incluso, y así amplio en su fondo y con música muy marica y chochi divertida. La verdad que para empezar, no está nada mal. Allí yo lo que recuerdo es cantarle la “Bien Pagá” al camarero mono de la barra. Y hablar muchísimo con Pepe y sus amigos. Y luego ya, cogimos, y nos fuimos al Schwuz!, que es como una discoteca ya en condiciones, muy grande, de mucha pista, muy estupenda, con mucho vericueto y la gente muy muy muy bebida. Pero mucho. Pero muy divertida. Es así como de maricas modernas alternativas, pero a la berlinesa, es decir: conocimos a un muchacho que estaba sentado en una silla que destacaba por el paquete tan tremendo que tenía, y Pepe y yo se lo tocábamos muchísimo y nos sentábamos encima suya. Esto en una disco de maricas modernas española, pues mira, no se vería. Luego también había una chica como de croacia que estaba perdida, muy mona, que yo lo primero que le dije es que era ministra del PP, por su parecido a Ana Mato. Y luego había un chico que llevaba una camisa muy como con estampado de Piet Mondrian, con hombreras, que le dimos la noche sin parar de decirle barbaridades y cosas y cogerlo por banda y darle achuchones. El muchacho era muy salao desde luego, y muy pasivo, porque se dejaba hacer de todo.





Llegó un momento que el pedo nos sobrevino de mala manera, y Pepe y yo decidimos salir sin decir nada a nadie, y cogernos un taxi con destino a ese sitio que no tiene nombre ni comparación en el mundo mundial. El único bar marica (de fetichismo) que abre 24h, 365 días al año. El lugar para el que nací. El templo del massieleo mejor entendido. EL BULL.

Y bueno, es que fue llegar en el taxi y encontrarnos en la puerta un panorama desolador a la vez que maravilloso. Un muchacho en calzoncillos desfasaba por la calle en la misma puerta, como haciendo posados de vete tu a saber el que, como muy entregado a su pedo descomunal. Al fondo, otro meaba en la misma puerta, sin camiseta. Yo de aquel recibimiento no pude más que maravillarme y pedirle a Pepe que me hiciera una foto con el muchacho. Y allí que fui y allí que se la pedí y allí que la criatura se prestó:





Yo me presté también muchísimo, claro, porque como no te vas a prestar y a abandonar con un muchacho así de loco y de desfasado, en plena calle en la puerta de semejante sitio... estariamos locos!

Y bueno, ya entramos. Por fin. Mi Bull. Aquello estaba todo manga por hombro, como era de esperar. Había alguna travesti, muchísima gente, el camello morito de siempre que está vendiéndole a todo el mundo y que yo creo que trabaja allí de algo (igual de camello), y el muchacho de los calzoncillos de la puerta, que se paseaba andando a cuatro patas por el suelo entre las banquetas y subiéndose por los sofás cachondo perdido. Era como un perrito. A mi me hacía mucha gracia porque se paraba a lo mejor delante de alguien, y ese alguien como que se bajaba la bragueta y el muchacho hacía el amago de chuparle el pito un momento por allí en medio. Luego apareció un conocido que al camello le pidió que si podía ser que a cambio de una raya, le dejase chuparle el pito. El camello dijo que si, y allí mismo en aquel bendito lugar, el conocido le chupó el pito al camello un momento y el camello le puso una señora raya. Una cosa estupenda de nada más entrar, que te dice muchísimo de como es la creme de la creme de lo que allí se concentra. Yo estaba encantado.

Ir a los baños del Bull es siempre una experiencia. Sobre todo porque no sabes lo que te vas a encontrar, pero te vas a encontrar de todo. Yo hice como varias visitas con Pepe, para ser testigos de lo que se cuece y mira, lo que es el cuarto oscuro, que no lo es tanto, estaba lleno hasta la bandera de gente metiéndose los pitos por el culo a la torera, chupándose muchísimo los pitos por las bancas o subidos por el sling como monos. En el suelo ponen como una colchonetas, y en las colchonetas la gente se tira muchísimo a dormir o a follar sin más. Bueno, pues las colchonetas estaban como hasta arriba de gente tirada por los suelos, unos de cuclillas chupándole el pito a uno, ese uno con el pito del otro por el culo, y luego como 4 abrazados muy dormidos en un rincón. Aquello parece una acampada de los boy scouts en plan ETS. A mi me encanta verlo. Es tan tan tan taaaaaaaan otro mundo. Necesito volver pronto. Pues a lo que iba. En el baño, no me puedo acordar ya en que visita fue, había como tres meando en la pared y otros tres, de cuclillas entre cada meadero de pared, mirando así hacia arriba con ojos de inocencia parecidos a los de Mario el del mono Amedio, como esperando a que les mearan encima. Era una cosa como muy tremenda de ver. Además, que el del fondo si que se decidió al final, y giró el pito un momento y le meó así media cara, que el otro recibió con cara de júbilo. Yo recuerdo con Pepe decirle muchas cosas a los que estaban por los suelos queriendo ser meados, pero hijos, no me acuerdo muy bien. Creo que a uno le pregunté si había visto por allí a Madeleine, pero claro, no contestó porque estaba más atento “a lo otro”.

En el Bull el tiempo pasa como en un Cierre de Ibiza antiguo. Volado. Y ya serían como las tantas, cuando de repente yo ligué. Primero intenté ligar con el camarero de la barra, que me parecía muy mono, pero como estaba tan liado con tanta copa, decidí que lo mejor era entregarse a los nativos del lugar. Pepe me dijo que con el que ligué, era seguro pasivo, que tenía toda la pinta, pero como a mi ya me daba igual ocho que ochenta, me abandoné mucho a él y nos besamos sin parar. Era un muchacho así como con mucha pinta de alemán medio mono. No me acuerdo de la cara para nada pero hay que pensar que lo era. Fue en este momento, en el que Pepe, ya serían como las 11 de la mañana, decidió que se tenía que ir, que el muchacho tiene pareja y no es plan de estar en según que sitios a según que horas. Y claro, yo me quedé, muy frescamente con mi ligue.

Y bueno, como el ligue se puso muy en plan cochino, me dijo que me quería meter dentro del cuarto oscuro para chuparme el pito. Yo le dije que yo no era de cuartos oscuros, que además aquello no estaba ahora como para entrar porque parecía más la Plaça de Catalunya con el campamento de los indignados montado, que un cuarto oscuro, pero que si quería... Y quiso. Así que nos metimos en el cuarto oscuro como en un rincón así como que muy impenetrable, y allí pasé un poco la mano por el banco para ver si estaba de sentarse o estaba de infección, y como parecía seco, me senté. Se me sentó al lado, y nos liamos muchísimo. De momento me sacó muchísimo el pito, y debe ser que en ese sitio, cuando te sacas el pito, a los hombres se les activa como un gps marica o algo, porque fue estar yo con el pito fuera, y me rodearon, allí yo sentado, como 3 señores, uno a la derecha, otro a la izquierda y otro delante. A mi amante no le importó aquello y cogió y allí se dobló muchísimo y me chupó el pito muchísimo. En estos momentos, que sabes que te están viendo tres o cuatro, nunca se que caras poner. Normalmente cuando me la chupan y hay gente delante, pongo la misma cara de hacer la safety demo del avión. Miro para adelante y hago los gestos.

El caso es que había unos de los señores de al lado, el de la derecha creo, que estaba como que muy bien, y tenía el pito fuera. Y claro, el pito a tu lado a la altura de tus ojos como si fuera el caño de una fuente, y otro chupándote el pito. Qué haces?!. Pues yo se lo chupé, que queréis que os diga. Además él me cogía la cabeza así como con mucho cariño y me apretaba muchísimo contra su pito y yo como que me veía super sumiso a la vez que muy activo porque me la chupaba uno muy doblado y me hacía un lío tremendo de roles con unas arcadas y unos lagrimones imposibles.

Pero de repente como que me cansé, y cogí a mi amante y le dije que nos fuéramos de aquel rincón. Y nos volvimos a la barra y en la barra ya me dijo mi amante que lo mejor era que nos fuéramos a un sitio más privado y mejor. Esto es, la sauna. Así que hubo que salir del Bull como pudimos, con las manos en la cara protegiéndonos del solazo a las 15h que serían digo yo.

Fuimos a la Apollo, que está muy como ya en el KuDam, pero cerquita del Bull. Vamos, que se puede ir andando sin problema. El muchacho llevaba su bici muy a la europea y por la acera que nos fuimos los dos muy enamorados.




La Sauna Apollo es muy agradable. Disfruta de unas instalaciones estupendas, de diseño todas, muy iluminadísima y muy comoda. Además es que te tratan ideal, no como en las españolas que te miran por encima y hay que darles las gracias por dejarte toser. Además hay gente que viene de juerga y que sale del Bull o del Tresor o de donde sera, cosa que ayuda mucho a crear ambiente. Bueno pues allí que nos metimos y no sé en que momento decidimos que nuestras ropas, todas juntas, no se guardaban en la taquilla de siempre, sino que nos fuimos directamente a la cabina, una lujosísima con sábanas, tele con porno, sofá y mesilla, y allí que nos hicimos nuestras suite nupcial. La verdad que tenerlo todo allí, estaba muy bien, colgado en nuestras perchas, en fin, estábamos como en casa. Nos pedimos unas copazas y allí que nos tumbamos, y claro, nos liamos muchísimo. Yo recuerdo chupársela de todas las formas posibles que se pueden chupar un pito, hasta de rodillas, que es como siempre lo recomiendo. Yo era feliz metido allí dentro. Además como sudábamos muchísimo, pues era como muy mariquita de vicio todo aquello, y entre el olor a sudor que echábamos, entre que a mi me daba por chuparle el pito con hielo en la boca, que lo veía yo eso muy de Barbara Rey, y entre que yo cada vez me veía más borracho otra vez y más fresco, pasé una tarde de sábado de lo más fresquita.

Estuvimos muchísimo tiempo. Había veces, que salíamos a respirar y a por copas al bar, y ya de paso, nos fumábamos un cigarrito en la zona de fumadores del bar, que es como una pecera. Y allí, tengo el recuerdo, que también se la chupé un momento delante de unos que fumaban también muchísimo.

Y nos volvíamos a meter de nuevo otro buen rato...en fin, ya sabéis como es esto. Así, hasta que mira, yo ya me cansé y me subí arriba a beberme las copas sentado y tranquilo, que es a mi lo que me gusta en realidad. Bebía muchísimo y mientras más bebía, más me gustaba un camarero que era la verdad, monísimo y así como muy simpático. Yo le decía cosas y le lanzaba piropos y le cantaba Los Piconeros en alemán, que me la sé sin saber ni que demonios digo. 




A él le tenía que hacer gracia porque me dijo que salía en 3 horas, y que si quería, me iba con él. Y mira, 3 horas a mi se me hacen en nada cuando de massieleo se trata. Allí que seguí pero de repente, me di cuenta de lo que me di cuenta. Había dejado todas mis ropas, cartera, móvil, etc, en la cabina con las cosas de mi amante!. Total, que bajé corriendo a la cabina y estaba cerrada. Me cagué, porque pensé a la española que igual me había robado enterito... busqué a uno del staff que me abrió la puerta y menos mal, allí estaba todo. Yo le describí como era todo lo que llevaba en los bolsillos, y el muchacho ya vio que era mio. Pero me dijo que lo mejor es que lo dejara allí, junto con lo del otro muchacho, y buscáramos al otro muchacho para avisarle que íbamos a dejar abierta la cabina y que recogiéramos todo. No me digáis que no son amables!. En la Center de Madrid, ya te lo han robado todo y encima te echan por quejarte.

El caso es que cuando encontré a mi muchacho, yo ya me despedí un poco de él y le dije que necesitaba descansar un poco. Una mentira como una casa porque yo lo que quería era ahora irme a casa del de la barra. Y claro, me subí a la barra, pedí una llave, metí todo en mi nueva taquilla y allí en la barra que me senté, ya muy relajado y allí que me puse a decirle cosas. La verdad que es que me encantaba. Les he mandado un email a la web de la sauna diciéndoles que me encantaba, que no sé como se llama pero que estoy enamorado de él. A ver si contestan... Es una pena que no se sabe porqué, yo de repente cogí y me bajé de nuevo abajo a que me violasen. Esa es la verdad. Ya serían como las 9 de la noche o cosa así...igual más tarde, me da a mi, y claro, yo ya estaría cansado de esperar a que este señor acabara su turno. Digo yo...

El caso es que me bajé y me di unas buenas vueltas por los cuartos oscuros y los pasillos, que son muchos y muy numerosos. Pero ya lo que quedaba era como muy cutre y como muy desangelado. Uno dormido en un sofá, un chino tumbado en una cama redonda con focos, haciéndose una paja, en fin, una miseria. Así que decidí que era la hora de irse de allí, que ya estaba bien, y eso es lo que hice. Por fin, salí a la calle.


Próxima actualización: BERLINALE´12. LA DEBACLE. PARTE 2

9 comentarios:

lanenasepasea dijo...

brava!!

ir preguntando en los baños del BULL a los que estas esperando lluvia si han visto a Madeleine es de quitarse el sombrero....

MARÍA dijo...

para cuándo la hecatombe?

al morito del bull que dices creo que lo conozco yo, creo que me han comentado que lo han visto por ahí. de hecho hasta pensaba que tenía subido al blog un vídeo que tengo de él en el que sale camino a 4 patas con un gato a 4 patas también encima de su espalda (un documento gráfico único, todo esto en casa de una cincuentona alcohólica a las 8 de la mañana después de toda la noche del miércoles cuando yo llevaba apenas 2 semanas en berlín, maravilloso todo, yo no sé por qué no lo subiría al final)

en fin, eso, que muy fan del blog y del lladró.

MariTiffany En Vena dijo...

Querida,actualice YA!!!

Anónimo dijo...

la insolita a estas alturas debe estar secuestrada en algun puticlub de las afueras de Kief, travestida de chochona flamenca y siendo follada por culo y boca por todos los mineros de la zona.

Anónimo dijo...

Por favor, que alguien contacte con Nieves Herrero y Pepe Navarro no vaya ser que esto se convierta en otro caso Alcasser.

Anónimo dijo...

R.I.P??

Anónimo dijo...

Nos han comunicado que han encontrado el cuerpo sin vida de queinsolito, estaba enterrado en Hyde Park.
el cuerpo, sera repatriado en un avión militar y recibido por Mr Gay 2012, será velado en el tanatorio de la M-30,se espera la llegada de importanntes personalidades, artitas, travesties y camellos para despedir el féretro cuando parta hacía su córdoba natal donde se le dará cristiana sepultura en la mas estricta putalidad.
Se ruega a los asistentes lleven figuritas de lladró.

TE HECHAMOS DE MENOS.

Anónimo dijo...

Lamento daros pésimas noticias a todos, nuestro querido queinsolito no volverá a escribir en el blog, se ha afiliado al PP y lo que ha visto en su sede es tan pero tan indencente y perverso que jamás se atreverá a contarlo aquí. Ahora está en shock en un hospital privado de la Moraleja para furcias populares.

Anónimo dijo...

yo creo que está con los mineros, no hay nada más morboso que los hombres sucios

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro