viernes, 9 de noviembre de 2012

ARIANNA Y EL HARDON

Bueno, ni estoy muerto, ni raptado por el mundo árabe (un poco si, la verdad), ni metido en una celda con moros con pelos que me dan por todos lados. Ya quisiera yo... lo que he estado es de mega mudanza. Ya se acabó por fin la época del compartir piso, porque ya uno tiene una edad y ya uno tiene unas necesidades, así que me he liado el coño en la cabeza y me he ido a vivir solo a un pisito de soltero precioso. La verdad que poderme permitir esto en una de las ciudades más caras del mundo, es como muy caprichazo pero mira, con 32 años, ya hay edad.

He estado completamente fuera de todo porque entre que no tenía conexión, entre que movía todo de un sitio al otro y entre que he tenido que comprar todos los muebles porque venía sin amueblar...pues como que estos dos meses pasados han sido un poco de locos, descontrol y sin tiempo. Os dejo unas fotitos para que veáis que mono es todo.








Mi tele tiene hasta youtube oye!

Y para celebrarlo con vosotros, me pongo a tocarme con mis piernas en V y os dedico mi tocamiento. A vosotros y a mi casa! Ole!




Bueno, queda ya un poco lejos en el tiempo, pero lo de las vacaciones en Creta y Santorini con mi pakistaní fueron estupendas. Creta está bien...y tiene unas playas que no te las crees... pero desde luego, lo tremendo del viaje es Santorini. Quizás demasiado preparado ya para el turista y demasiado séptico y perfecto...pero desde luego, las vistas, el lugar, y sobre todo, los atardeceres, son tremendos. Lo del atardecer en el Café del Mar de Ibiza se queda en nada vamos...Yo me emocioné y todo. Sobre todo, desde la localidad de Oia, que es como que no te crees lo que estás viendo.









Es tan tan tan de postal todo, que se forman unas tremendas de gente en los puntos tremendos de la isla, para ver el atardecer más bonito del mundo...



Pero como veis, no es nada exagerado. Es simplemente, SUBLIME.






Y luego, por descontado, que nos cogimos un hotelazo de cinco estrellas que de verdad, no se podía creer tampoco, con piscinita privada por habitación y todo hijos...una cosa muy de ya lujo y poderío... Unos pedos en la piscina con los cocktails... unos precios de los cocktails...pero mira, a mi me daba igual. Igual que no he querido hacer las cuentas de lo que me he gastado en el pisito, tampoco las hice de lo de Grecia porque para que queremos disgustos.





Y luego en general, es que como he salido poco, pues no tengo mucho que contaros, porque entre las mudanzas, los gastos y que estoy como que casado con el pakistaní, pues mira, no he tenido vida de exceso y descontrol marica. Bueno... una día con mi querida amiga Arianna, cogimos y nos fuimos al Hardon. Así que eso es lo que os voy a contar en esta entrada-rentrée.


EL HARDON CON ARIANNA


Resulta que un sábado hace ya un poco, Arianna, mi amiga azafataza también, se estaba quedando en mi casa porque estaba de guardia ese mes... Total, que un sábado yo tenía un vuelo muy facilito, Dubrovnik y vuelta, y claro, resulta que ese sábado había Hardon. Yo no tenía pensado ni ir, primero porque estando con el pakistaní, no es el mejor sitio al que ir, pero Arianna, con sus artimañas de mujer fatal, me convenció y mira, al final fui. Me costó un drama con el pakistaní, pero mira, al final se solucionó porque entendió que ir allí no significa ir a tirarme a todos, sino que iba con mi amiga para que ella se diera cuenta y fuera testigo presente de hasta que punto de guarrez absoluta y degeneración maravillosa marica, llega el ser humano o lo que allí haya.

(Para el que no sepa qué es el Hardon, que pinche AQUÍ ó AQUÍ.

Pues dicho y hecho. Mientras yo iba y venía de Dubrovnik, ella se fue al Soho a comprarse un modelazo de látex imposible. Y cuando yo llegué a casa, ya me la encontré enfundada en esa maravilla de modelazo que se había comprado. Yo me llevé el mío en el bolsillo, (era muy sencillo esta vez, un calzoncillo de goma azul), y los dos que nos fuimos para Vauxhall.

Arianna es una mujer muy liberada. Yo creo que más que yo. Ella te lo cuenta todo como es. Lo que hace, como lo hace, hasta donde lo hace y lo que le gusta. Que le gusta mucho, como a mi. Y ella es tan abierta para todo, como yo también, y tan que lo quiere conocer todo, que desde luego, esto lo tenía que ver. Yo estaba más nervioso que ella, la verdad, porque yo ir solo a esto, pues mira, como no estoy pendiente de nadie ni tengo que ir con nadie ni tengo que estar a ver si se agobia nadie, pues es fácil...pero con una chica que nunca ha visto eso...igual iba a ser fuerte. Mira que para mi, la primera vez, me pareció bárbaro... el caso es que ella es muy valiente. Quedaros con esto.

Llegamos al Barcode y allí nos tomamos unas copitas para calentar. La noche empezó muy bien, la verdad, porque estando sentados en la terraza fumándonos un cigarrito, de repente un muchacho se presentó a Arianna, se me presentó a mi, y allí en mitad de la terraza se sacó el pito que le llegaba a la rodilla y nos dijo que era muy grande. Yo le dije que era precioso y Arianna le dio las gracias por enseñárnoslo. Aquel barrio es así... muy natural todo.

Total, que ya estábamos un poco con la primera copita por encima, y decidimos entrar. Arianna ya había visto antes de entrar a un muchacho desnudo en la puerta en mitad de la calle, así que a ella ya le empezó a picar el gusanillo. Entramos, y le enseñé las instalaciones. A la entrada, el salón de recepción con la tienda de los poppers, las viagras, los cockrings, los lubricantes, los consoladores, y las cosas que ya no sabemos ni lo que son ni para lo que son. Luego su barrita para beber, el acceso a la pista de baile, que también es acceso al cuarto oscuro, la pista de baile, aun vacía, y los baños. Y luego también estaba, lo que yo llamo, “el altillo”, que es como una entre planta oscura que da a la pista de baile, donde allí ya pasa de todo de forma muy tremenda.

Nos tomamos otras copitas y ella, que llevaba su fusta de mujer fatal, se dedico a pegarle a algún que otro muchacho que había por la barra. Por pasar el tiempo un poco. Yo la verdad que estaba sobre pasado por lo natural que se lo tomaba ella todo, estando rodeada de tanto pito, tanto culo, tanto cachas y tanta cosa. De primeras, ya vimos en la sala de la entrada, a un muchacho hablando con otro que se puso a chupársela a ese otro de momento y luego se levantó y siguieron hablando. Ella lo vio muy bien y muy educado. Pasé a mostrarle lo que son los baños principales. Allí, había una cola de muchachos cachas como ellos solos y algunos desnudos, otros con los pitos metidos en cosas, otros con arneses, en fin, todos haciendo la cola y todos tocándose las colas y chupándose los pitos. Arianna, se puso en la cola sin decirme nada, como muy natural, para hacer su pipí, y yo me metí a hacer pipí. Al salir, la vi con todos alrededor suya, todos hablando con ella, y ella muy natural, comentándoles que si ella era cabin crew, que si era de Milán, que si era su primera vez allí, y los demás, muy atentos, la miraban así siguiendo mucho la conversación, mientras entre ellos se hacían unas pajas ideales de enormes, o se pajeaban ellos para si mismos. Ella era una cosa así:

-Si, soy de Milán... wow! Buen rabo!

Yo estaba como muy aberrado de la situación, más aun cuando llegó un muchacho con la típica botellita de agua que llena de GHB y luego le echa agua para no quemarse la lengua con la droga. Pues bien, llegó al lavabo, y como ella lo vio llenarla de agua y el GHB es transparente, ella se pensó que el muchacho era de lo más sano que había por allí. De hecho, le dijo: -Que chico tan sano eres! Y él la miró con una cara de no saber si ella se estaba cachondeando de él o es que de verdad pensaba que era un muchacho muy sano. Yo no sabía donde meterme.

Tuvimos varias salidas a la zona de fumadores. Allí, estaba todo el mundo muy calmado, fumando y como de charla. Allí que nos sentamos a comentar los modelitos de los señores, y claro, había algunos que eran tan tremendos, que no podíamos dejar de mirar. Ella, que no se corta un pelo, tan pijita que parece y tan mona, coge y llama a un muchacho que llevaba un cockring en el pito como un macetero de grande, y le suelta:

-Perdona, oye, eso que llevas... ¿no te molesta?...

Yo no sabía donde meterme pero me encantaba todo muchísimo. Luego nos declaramos como a tres o cuatro que estaban muy tremendos y ella acabó hablando con varios italianos. Había varios en la zona de fumadores que me miraban pero como había habido drama con el pakistani por haberme ido al Hardon, y como estaba con Arianna de ciceronne, pues como que no era plan de liarme con nadie, sino se la habría chupado a todo el mundo supongo.

Y al ratito, ya cogimos, y nos decidimos a subir al “altillo”, porque eso ella lo tenía que ver. Vamos, ella lo estaba deseando.

Y allí que subimos, con la consabida frase: “ten cuidado y no te resbales con el lubricante de los peldaños ni toques la baranda tampoco mucho”

El espactáculo que había arriba era dantesco, como siempre. Un todos follando con todos y una d papel higiénico por los suelos, que parecía aquello que éramos pirotécnicos en mitad de la plaza del ayuntamiento de Valencia tras la mascletá. Ella estaba muy seria pero sin dudarlo me dijo que quería entrar hasta el fondo, y allí de la mano que fuimos. Estaban los muchachos subidos como monos en los slings, que era la primera vez que ella veía eso, y en cada sling, había uno metiéndosela al slignero. Ella se ponía entre dos slings, como de controladora, atendiendo muchísimo a las folladas que se metían, y ella preguntaba muchísimo:

-Ahora le está metiendo el pito? Ahora es el puño no? Y aquel que hace? Ah mira, aquel le está chupando la polla a 4.. a mira allí, si... aquel se acaba de correr en la cara de ese no? Ah mira si, se está limpiando.

Hubo un momento que pasó un muchacho por su lado y le dijo en el oído: -Eres muy valiente. Y la verdad que es que si, porque era la única chica que había allí. Bueno, miento, había otra rubia de pelo rizado que tendría su protagonismo más tarde.

Seguíamos arriba cuando de repente, un muchacho disfrazado de perrito con su careta y sus orejas, se puso a follarse a otro que iba de Batman, creo. Ella me preguntaba muchísimo si aquello significaba algo pero claro, yo para todo ya no tenía respuestas... ni preguntas, claro. Fue como cuando fuimos al baño, que yo estaba seguro de que me iba a encontrar con el muchacho que se tumba debajo de los váteres a beberse los orines de todo Londres con el embudo conectado al urinal. Allí estaba. Y a ella se lo mostré. Ella puso como una cara de entre pena y admiración y le dieron ganas de llevárselo a casa y darle una sopita. Yo ya le conté que yo cuando lo vi pro primera vez, lo que le hice es echar los hielos de mi copa en el urinal para que se tomara el muchacho por lo menos una granizada.

Seguíamos arriba y comenzó el momento fist fucking, es decir, meterse los puños por el culo. Ella no daba crédito. Desde luego, aquello es como para no darlo. Se fijaba muchísimo en si los puños entraban de verdad y cuando se daba cuenta que estaban bien dentro de los culos, se ponía ella su mano en el estómago como de darle acidez, y se acercaba más para ser fiel testigo del suceso. Así nos pasamos un buen rato, de sling en sling, haciendo como la visita a cada pareja. Era precioso. Con aquel calor, aquella peste a lubricante mezclada con pito, caca y goma. Precioso como digo. Ella siempre con ese pelo tan liso que jamás se le pujó.

Hubo otro ratito que bajamos a la parte de abajo del cuarto oscuro porque se escuchaban unos gritos muy desgarradores. Y allí, en una jaula con sling, vimos lo que podríamos llamar, una de las folladas más violentas de la historia de la homosexualidad. Ella se acercó muchísimo, como casi metiendo la cabeza por los barrotes, como si estuviera en un zoológico, y allí estuvo pegada a 30 cm del empotrado, dando buena cuenta de como se la metía de fuerte. Además ella no se cortaba y comentaba mientras:

-Menuda follada le está dando eh? Pero es muy violenta no? Mira, mira...uuuuuuh... que barbaridad...

Lo más bonito fue cuando el empotrador se corrió en el empotrado, que ya se la sacó, se apartó, y el empotrado aun subido en el sling, le dijo adiós con las manos de forma muy mariquita. Arianna lo disfrutaba todo muchísimo. Para ella, era como estar en un documental de La2.

Sin duda, el momento creo que cumbre de la noche fue cuando bajamos a la parte del bar de la primera sala. Allí conocimos a unos muchachos como españoles, creo, y estuvimos hablando con ellos. Y en una de estas, de repente, frente a nosotros, un chico se puso en pompa en el suelo y otro cogió y le metió por el culo un tornillo como un mando a distancia de grande. Claro, yo lo vi y me dio miedo por Arianna, que vaya que le diera acidez de estómago al presenciar aquello, pero ni corta ni perezosa, se agachó junto al que le metía el tornillo, y allí estuvo viendo en primera persona como le metía el tornillo por el culo al otro. Como si estuvieran intentando cambiar una rueda de un coche entre los dos, vamos. Yo no daba crédito. De repente, el muchacho que le metía el tornillo por el culo, le dijo a Arianna que si ella quería probar y meterle ella el tornillo a él. Y ella, muy educada, le contestó:

-No, muchas gracias, es precioso y súper interesante lo que estás haciendo pero te deja a ti mejor que lo hagas, yo prefiero mirar.

Toda ella siempre muy educada entre tanto frenesí. Yo me puse a hablar con estos que os digo y de repente Arianna se cruzó con la única otra chica que había por allí. La chica aquella rubia, iba con una especie como de novio o algo, y no sé que le hablarían a Arianna, que de repente escuché a Arianna decir:

-Fernando, me voy a desmayar!

Claro, yo como el del tornillo seguía allí metiéndole aquello al otro a nuestro lado, pues pensé que era una exageración de ella... pero al momento de nuevo lo dijo de nuevo y ya miré y era verdad. Arianna colapsaba muchísimo y se medio caía!. Yo que estaba con la copa en la mano y con mis calzoncillos azules de goma, intenté sostenerla pero ella era como que las piernas se le habían puesto de repente como de papel y no se sostenía por ella misma. Peligraba mi copa y Arianna. Pero no se como me las apañé, que Arianna, mi copa y yo, conseguimos llegar a una silla y allí senté, muy asustado de verdad, a Arianna. Le pregunté de todo, que si había tomado algo, que si se había metido popper, que si le habían dado algo...y ella nada, que no se había metido nada de nada. Los de seguridad vinieron enseguida a socorrerla a la silla y allí le midieron el pulso (lo mismo que en el Madrid Arena te hacen) y las constantes y todo parecía estar bien. Le pedí corriendo una Coca Cola y le pillé tres chupachups limpios de lubricante y al ratito, empezó a sentirse mejor. Yo siempre tuve la cosa de que lo que le dio fue un bajón de tensión por el calor y el olor a “todo” (no sabe uno como es, hasta que no se está allí)... pero igualmente, me pareció fascinante que le diera un bajón de tensión por el calor, y no por ver como le meten a uno un tornillo por el culo del tamaño de un mando a distancia.

Salimos fuera a la zona de fumadores y ya ella allí se vio recompuesta... y si, tuvo que ser aquello. La pobre se disculpó mucho porque vaya que me hubiera estropeado la noche y tal pero vamos, yo la tranquilicé muchísimo diciéndole que ya se habían corrido casi todos y ya se estaba vaciando la cosa...tan solo quedaban los de la pista de baile que se habían pasado con el GHB y estaban bailando desnudos en los podiums con los pitos a modo de badajo.

Y ya, sin más, pues nos fuimos.


Moraleja: Si quieres ir al Hardon, llévate a Arianna para que te lo enseñe todo, pero vete con un ventilador, que ella aguanta peor el calor, que arreglar una rueda de un coche.


19 comentarios:

Anónimo dijo...

waw, qué chulo tu appartament!! me alegro por ti por lo del pakistaní, pero claro, peligran tus supersalidas!! más soirés con arianna, síiiiiiiiiiiii

pakito dijo...

qué bien que hayas vuelto!

Anónimo dijo...

Que bien re veo . Desde Bilbo , un vasco

Anónimo dijo...

Otro Bilbotarra muy fan... que necesidad de leerte... la próxima foto a parte de piernazas (que da gusto verlas) nos enseñe algo mas hombre...

DiegoC dijo...

Y a mí que tu apartamento me recuerda a los típicos de alquiler de Berlín de cuando voy al Folsom...

Anónimo dijo...

...... otro vasco desde donosti!!

Anónimo dijo...

Otro desde Bilbao. Puffff....siempre tan fuerte todo !!!!

Anónimo dijo...

Otro desde Donosti, pero que pasa aquí? todos somos vascos?
Yo me alegro mucho de que te vaya bien con el Pakistaní, pero mirandolo egoístamente eso puede ser malo para tus salidas...

Peritoni dijo...

Para compensar el club de fans de Euskadi, aquí uno de Valencia!
Me alegro de lo del pakistaní!
Que queréis yo soy de los románticos, si a veces me ruborizo leyéndote! jajajajajajajja

Anónimo dijo...

soy cordobés de la tierra de Curr...

Anónimo dijo...

............. nos deleitarás con una de tus entradas antes de que finalice el año, no??

Anónimo dijo...

encontre tu blog y voy hasta la 3era pagina.

Me encanta tu forma "guarra" de contar las cosas, y me causa mucha gracia... me he sentido identificado en algunas.

Mori de risa con el tipo que agarraba tu caquita como especie de ritual.

Tu departamento me ha encantado, aunque tengo una duda enorme DONDE ESTA LA PUERTA DE ENTRADA?

Saludos desde Venezuela

EZE

Anónimo dijo...

otra vez perdido ? esto no es vida ... me voy a buscar otro azafato aventurero que me entretenga , esta visto que tu no tienes ya cuerpo para aventuras ...o son tan autocensurables que ni las cuentas ? condenao cordobes !! asi se hunda Yadró

Anónimo dijo...

La únioa vez que he visto a una tía en uno de estos locales, fue en el Troyans de Madrid hace unos diez años. Y la verdad, no me gustó un pelo. Espero que no les de por empezar a ir a nuestros garitos.

Anónimo dijo...

ahora si meestoy preocupando de tu estado corporeo , si es verad que ya has estado soltera y desatada .. y el tiempo que hace que saliste con la camiseta nueva . Desiré hija ... estas frita y yo aburrio de por vida .

Anónimo dijo...

VUELVEEEEEEEEE, miss youuuuuuuuuu

Anónimo dijo...

Otro que te pide que vuelvas, pleeeeeaseeeee!!

Anónimo dijo...

Gran descubrimiento tu blog me encanta

Mar dijo...

Me uno a la petición general de que vuelvas a los garitos para que nos tenga informados de todo pero DE TOTO TODO... Colombiano que vive en London.

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro