lunes, 11 de agosto de 2014

¿HAY VIDA TRAS" LA DEMENCE CRUISE"?




Ha pasado quizás mas de un año desde la ultima vez que actualizė. Ha sido un año de cambios muy profundos y grandes novedades. Y por ello, me he mantenido un poco alejado del blog, que no olvidado en absoluto. Laboralmente sigo muy contento pero ya empiezo a moverme para cambiarme de compañía seriamente. Ya he tenido mis acercamientos a "las grandes" y creo que voy x el buen camino pero hay que tener constancia y no dejar de intentarlo. Llegará. El que la sigue, la consigue. Y mientras esto pasaba, me he comprado un pisito en londres. Ahora me falta pagarlo pero estoy encantado con el cambio y con la sensación. Se siente presión por parte de la hipoteca. Hay que pagarla. Pero se siente una responsabilidad nueva que recomiendo muchísimo. Y ya lo de ir amueblándolo a tu gusto es un gustazo que ni te cuento. Me esta quedando monísimo, monísimo.









Pero ahora, centrémonos de nuevo en lo insólito, lo prohibido y lo exquisito de la vida. Sobre todo he vuelto para pediros perdón por este largo break a todos vosotros, y ahora es cuando me veo capacitado para pedíroslo. Ahora que ha pasado. Ahora que os lo puedo contar con mas pelos que señales. Ahora que tengo la experiencia. Ahora que he ido. 

Si queridos míos. Os hablo de una de las experiencias mas escandalosas, nuevas, sorprendentes, recomendables y vehementes que he vivido en toda mi vida. Si pensaba que ya lo había visto todo o casi todo, estaba muy muy confundido. Nada es lo mismo, nada te parece igual ni nada vuelve a brillar tanto en tu vida en cuanto a frenesí y ponérsete los pelos de gallina, tras haber sido pasajero tan solo hace unos 14 días, en el crucero mas loco, desfasado, libre, desmadrado y fuera de toda norma y ley que existe en el mundo hoy día.  

Bienvenid@s al Crucero de La Demence.





La Demence es, para los que no sepan, la mayor fiesta gay mensual que se hace en Europa. Borremos radicalmente Circuits klembuterados y de mirames y no me toques. Aquello del Circuit no es una fiesta gay. Es estar dentro de una portada de un cd de la Matineé, con las miles de reglas sobre comportamientos no escritos, y ridiculeces heredadas del "soy lo mas", aquella corriente marica que se cargó Barcelona hace mucho y por desgracia se ha empezado a cargar ya Madrid (Kluster, su "mejor" ejemplo). 

Te lo dicen muy claro. En La Demence no hay reglas. Solo el respeto. Sus fiestas son legendarias en Bruselas hace mas de veinte años, y yo estaba deseando ir desde que me vine a. Londres estando a una patada con el Eurostar.  Pero nunca pudo ser. Mi amigo Rafa, que ya ha asistido a tres ediciones, me lo comentó el verano pasado. Y sus palabras eran muy ciertas. " No es algo que vayas a ver en otros sitios... Tampoco es algo que mucha gente entienda dado el nivel de "todo" que hay en el barco... Es una experiencia muy exquisita, donde vas a experimentar nuevos feelings y donde vas a comprender un siguiente grado al de "estar de fiesta" Y no se equivocaba en absoluto.

La Demence Cruise se celebra una vez al año durante una semana. Sus plazas son muy limitadas. El lleno completo se produce nada mas que unos meses tras la puesta a la venta de los tickets, mas de un año antes del crucero en si. Y a bordo, van todas las "personalidades" del mundo gay mundial, sin mas. Directores de Gaydar, Grindr, Scruff, Manhunt, Berghain, Shangay, Matineé, RoB, Eagle London / NY y todas las marcas gays mundiales Etc etc etc. Por supuesto por allí estaba Conchita Wurst, este año. 

Su hermano "decente" es el Atlantis, al modo americano, en los barcos de la Royal Caribbean, a lo grande grandísimo pero también, a lo aburrido aburridísimo. Hazte un Atlantis, si quieres ir en un crucero mariquita a visitar bonitos destinos como Bali, Caribe o la Ribera Maya. Eso si, a las 3 de la mañana ya esta todo cerrado, sexo en publico completamente prohibido (te bajan en el siguiente puerto y te detienen según leyes de ese país...) y por supuesto, nada de drogas. Por lo tanto mejor hacerte un crucero hetero normal, que meterte en un centro comercialortopedico americano marica con restricciones. 

Los americanos que estaban en La Demence este año lo decían tan claro como todos los que  han probado Los Atlantis otros años. "En el mundo, nada como esto".





Y es que dentro del barco, de repente, desaparecen las reglas. Tan solo esta prohibido colapsar o camellear. Lo segundo es muy "amplio". Colapsar, si colapsas, te bajan en el siguiente puerto. Así que de ti depende conocerte en cuanto a aguante. Por lo demás, prepárate a ver lo que nunca has visto y sentir lo que nunca has sentido. No se trata solo de un crucero. Yo diría que lo de que sea un crucero es casi lo de menos. Es apagar el movil por  una semana y estar junto con 1600 maricas sin ningún tipo de reglas de comportamiento, tan solo todos movidos con el fin de disfrutar. No existe el divinismo, la actitud o el terrible "soy lo mas". Hay publico para todo el mundo, de todas las edades y de todos los tamaños. Todo el mundo es accesible a todo el mundo, en todos los sitios y a todos los horarios. El sexo se da tan libremente y tan fuera de ataduras morales, que uno puede estar a las 15h en los jacuzzis de la ultima cubierta tomando champagne y fruta, mientras hay una orgía en el jacuzzi de enfrente y una camarera les sirve a sus componentes bandejas y bandejas de frutas. Y de fondo, el mar infinito.





Uno puede estar esperando el ascensor como hacia yo cierta mañana, con un camarero cargado de bebidas en su bandeja, cuando de repente se abren las puertas del ascensor... "Ding!" y delante nuestra aparece un muchacho desnudo total con pinta de él saberse en Urano, metiéndose un pollón de goma de estos de ventosa por el culo. Yo mire al camarero, el muy discreto no dijo nada, el ascensor se volvió a cerrar sin ya nunca saber si el muchacho se había dado cuenta de que había parado en una planta intermedia, y esperamos al siguiente como si nada hubiera pasado.

Lo que pasa en La Demence, se queda en La Demence. Existe una muy respetada ley no escrita de no subir a fb fotos comprometedoras. Dentro del barco todo esta permitido y no te van a llamar la atención por nada. Pero guarda el secreto. Es por esto, que no voy a ser muy detallista por supuesto en cuanto a fotos, en esta entrada, ni en cuanto a detalles de lo que vi. Solo diré lo que me dijo mi amigo Rafa antes de reservarlo: Todo lo que cuente no llega a nada de lo que aquello en realidad es.




El plan del día comienza con eso, el plan del día. Un briefing de lo que ese día hay en el barco, las fiestas y sus temáticas, y tres condones y tres lubs para cada pasajero.
Las actividades son muchísimas pero para ser fiel a la realidad, la mañana es piscina en la cubierta ( los espectáculos, escenitas y desfases que se ven allí no tienen parangón ), y tras si te apetece comer algo, a las 18h comienza un Tea Dance hasta las 22h en esa misma cubierta. Y a las 23h comienza la fiesta gorda de noche hasta las 6, en esa misma cubierta... La de la piscina. Y a las 5 comienza un after en el club de la cubierta 7 con su cuarto oscuro, instalado en el salón de piano... Hasta las 11 de la mañana. Y los chillouts en las camarotes que ya se unen con la siguiente tea dance de la siguiente tarde... O la gente desfasada total que se encuentra uno en la piscina que esta de fiesta sin parar desde hace dos dias... Aquello, todo aderezado por bellas y bellos camareros de países muy estilo pakistan, sudaméricas, filipinas, Mauricio... Que no hacen mas que servirte y servirte sin parar y por supuesto sin llamarte la atención POR NADA. (si todo se hace con respeto al staff y a los propios pasajeros.)





Yo vi escenas tan surrealistas, de por ejemplo un fist fucking en pleno gimnasio del barco a media tarde, y la camarera paraguaya cambiando toallas al lado sin decir ni mu, que claro... Uno se plantea si quiere volver a salir de allí o no en toda su vida. Porque el feeling es maravilloso. Como explicarlo? En un Kit Kat de Berlin, maravilloso sin duda, estas en realidad en una discoteca y lo que ocurre, sea lo sublime que sea, lo ves asociado al sitio y a sus reglas permisivas. Esto es muy distinto, porque estas desayunando, cenando a la carta o en el gimnasio.., o esperando al ascensor... Y todo lo que ocurre ocurre en un crucero con su staff delante de todo aquello, sin nadie decir nada y sin que pase nada de nada. Las "bandejas" vuelan por las cubiertas. El que sepa entender, que entienda. Y de repente te notas en una especie de micromundo en el que todo esta permitido, aislado del mundo real físicamente, con 1600 personas que están en un continuo state of mind de "vamos a hacer lo que en la calle o hasta en una disco, estaría mal visto por pudor o ridícula ética." Muy de dejar atrás tabues, reglas y dejar libre el instinto del disfrute salvaje. El feeling es muy nuevo. Nada que ver con una Ibiza ni muchísimo menos, vamos, si lo que se quiere es experimentar una sensación de libertad única por una semana. Y de fondo, los amaneceres en alta mar con esa musica que no se puede creer (Ben Manson queda consagrado como mi nuevo ídolo de clubs) y esa facilidad de hablar, "interactuar" , bailar y no sentir vergüenza de nada, con gente que ha perdido igual que tu, sus ataduras morales. Lo que alli he visto no lo he visto jamas. Las escenitas en la zona de bebidas de la cubierta, de sadomasoquismos reales de pedo entre cachas con travelos y los camareros sirviendo el eterno champagne, o las escenas crudas en la piscina... En los pasillos de los camarotes... bueno, es que bajar al camarote en mitad de una de las fiestas de cubierta es toda una experiencia recomendabilísima. Lo que se ve entre sex parties de 30 metidos en una habitación con la puerta abierta y una camarera filipina del room service sirviendo lubricantes en bandeja... O bajar las escaleras porque los ascensores tardan, y verte comidas de culo en los descansillos, eso, como poco. Y hasta aquí puedo leer...





La liberación es tal, que yo ya llegué a tener sexo en el camarote de mi amigo Rafa, allí mismo delante de él, vamos, empotradito con las piernas pal techo hijos míos. Y unos chulos... Pero claro, si ya en la cubierta 9 existe un cuarto oscuro al aire libre donde se ve de todo y donde también allí se vierte champagne sin cuidado ninguno... Yo es que ademas he conocido el poliamor. El meterte ya con parejas de casados. Una cosa, que desde luego me sorprendió mucho. Allí el 70% de los pasajeros van con sus maridos, casados todos. Es el reino de la pareja abierta. Los solteros somos los menos. Y eso si, el abanico es enorme y no por estar casados son mayores o muy jóvenes. Hay, para todos los públicos.





Yo estuve con:

Una pareja de Zurich, los dos monísimos, un día con uno, otro día con los dos a la vez
Una pareja de italianos. Con uno una noche un tonteo y luego la ultima noche, la traca final en su camarote con los dos a la vez. Les cagué la cama.
Un chico monísimo que fue el que me empotró delante de mis amigos en su camarote, en la  white party. Tambien cagado, por cierto. Una pena porque era monísimo.
Dos actores porno que me guardare de decir quienes eran, uno de ellos, de casarse de verdad y simpatiquísimo. Enamoradito me dejó.
Y un día un muchacho tras desayunar, me invitó a su camarote y allí había cinco mas. Toqué la armónica. Precioso.
Y en los chillouts, uno me metió los dedos por el culo en mitad de todo el mundo con los djs estrella allí a mi lado sin yo tener reparo... Luego a un americano residente en Amsterdam se la chupé muchisimo y estamos en contacto para irme a verlo a Amsterdam cuando sea... A un mexicano también recuerdo chuparle lo que fuera y a un dj estrella de La Demence, de cuyo nombre no puedo acordarme... Pues ese me la metió. Pero hijos, por eso os digo que aquello es una maravilla. Ni zona vips ni mírame como soy lo mas ni madrileñismos del kluster de pueblo. Aquello es Ven y verás.  

Desde bien antes que comience el crucero, meses, se te va informando que lo mejor es no llevar ropa normal. Y es la verdad. Yo no me la puse. Y también se te advierte que este es un crucero donde los destinos importan poco, porque si os digo la verdad, nadie o casi nadie baja a ellos. Era de risa ver la lancha que te lleva desde el barco al puerto (cuando no atracábamos directamente en el puerto), dar vueltas y vueltas al crucero y la gente con unas castañas en los balcones tremendas, unas músicas que no se cree uno y unas formadas por los pasillos entre sexo, trash y váyase vd a saber, que desde luego allí a la mayoría nos importaba mas bien poco si estábamos en Córcega, Mostoles o Villanueva de la Serena ( Badajoz ). Aun así, baje a Ajaccio y Portovenere. Que por cierto, fue preciosa mi llegada a Portovenere, quede dicho.





Se corrió la voz por el barco, que a mi me encantaba que me escupieran en el culo, y claro, yo era salir a las cubiertas o a los pasillos, y la gente me escupía muchísimo. Sin pedirme permiso, chulazos de todas las nacionalidades me bajaban el bañador o lo que llevase de modelo en ese momento, y me plantaban, bien carraspeado, un señor gargajo-prelubricante en todo el culo. Incluso una camarera como hindú, se unió a tal ceremonia de mi culo y ella, ni corta ni perezosa, tras explicárselo todo claro, me soltó un señor escupitajo. Mi disfrute era máximo, máxime cuando en pompa en una cubierta, con un señor de unos cuarenta bien parecido, me escupía en el culo en punta mañana, y arribábamos al precioso puerto de Portovenere así, con ese estilazo sublime saludando a Italia desde abordo. Precioso.





Como decía, cada fiesta es una tematica... Where are you from, Uniform, Fetish, Ladies Tea Dance.... Y los elementos y la falta de pudor y vergüenza y ridículo corrían por las cubiertas como aguas de mayo. Pasaba y se veía absolutamente de todo, siempre con la sempiterna complicidad del staff del barco. Sin duda el gran pistoletazo de salida del crucero es la White Party. Creo recordar que fue la tercera noche. Hasta entonces, el desmelene no es el que es tras esta fiesta, puesto que la gente aun no se conoce mucho ni ha habido tiempo para todo lo que hay que ir haciendo a cada momento... Pero es la White Party, la que marca un antes y un después en el crucero. Para mi, y lo digo sin temor a equivocarme, LA MEJOR FIESTA QUE HE VIVIDO NUNCA EN TODA MI VIDA.






Y no solo, porque en la cubierta pasa de todo y la gente esta entregadísima a disfrutar sin taparse de nada, o porque la música es la mejor que he escuchado nunca, o porque la parte noche es mágica pero mas mágico es el amanecer y la parte día hasta las 12 de la mañana con ya hasta el staff uniéndose al mogollón... O lo total del agua de las piscinas, que esa noche había mar revuelta y se creaban unas olas que nos salpicaban a todos en la pista y la gente se liberaba aun muchísimo mas... O lo sublime de que llueva a mitad de la noche y suban los focos unidos al infinito del cielo y se cree un momento entre mítico, místico y muy intimo de ti y el espíritu del crucero, la libertad del sexo sin tapujos a la luz del dia o de la luna y el consentimiento de todos con todos porque estas en alta mar con un musicón maravilloso aislado del mundo y rodeado de 1600 personas que han ido a lo que tu. A tener la experiencia de su vida en cuanto a relax, olvidar, reír y disfrutar. Nunca, jamas, se me olvidará esa White Party.  

Y como mi amigo Rafa me dijo, por mucho que te quiera contar, no es NADA si no lo vives en directo. De aquellas palabras me acordé y se lo dije allí mismo. SUBLIME.




Como sera la cosa en general, que al preguntarle a una chica del staff sobre qué le parecía aquello, me comentó que los preparan especialmente para este crucero ( la misma tripu opera diferentes cruceros "normales" durante la temporada,) y que siempre tenían problemas porque desertaban muchos al comenzar el crucero y empezar aquello a "funcionar" . Si para mi es glorioso e impactante, que pensaran estas gentes de estos países al ver lo que ven... Eso si, los que "sobrevivian" parecían estar encantados con el ambientazo. 

Tras la White Party parece como que el barco se ha quedado pequeño. Ya todo el mundo te sonríe porque conoces a mil y pico casi, y porque estas a mitad de crucero y quedan aun días de disfrutar. Lo mejor empieza ahí.  Por cierto, a propósito de las mares revueltas... Había noches que un poquito si que se movía el barco... Poco, pero lo suficiente como para presenciar un espectáculo sublime en el cuarto oscuro del club de la cubierta 7. La gente, con el va y ven, corrían todos dentro desnudos empujados hacia un lado o hacia otro en una mezcla de a ver quien agarra una polla hacia la derecha.... Y de repente todos en pompa apuntando con el culo hacia la izquierda... Y vuelta a empezar. Yo aquello me tuve que sentar para verlo porque de verdad, no daba crédito. Maravilloso. De todas formas el cuarto oscuro era lo que era pero mas fuerte era salir a la terraza de fumadores del after-club, donde un espíritu de orgía, frenesí, desate y escandalazos de todo tipo maravillosos se hacían y deshacian mientras de fondo, el mar infinito del despunte de la mañana te invitaba a respirar hondo y gritar alto hacia popa y proa: VIVA EL COÑO MI MADRE!





Me quedo muchos recuerdos, escenas muy nítidas y maravillosas situaciones que no voy a especificar aquí ya mucho mas. Bastante he contado. El Crucero de La Demence es para exquisitos y para aquellos que de verdad quieran saber que es el súper-otro nivel de clubbing y el leisure en el mundo hoy día. En octubre-noviembre saldrá a la venta el del año que viene. Allí estaré sin duda. Un evento que para mi ha roto todo lo que conocía antes.


Y mientras llega, disfrutemos este noviembre del 25 Aniversario de La Demence en Bruselas. Allí estaremos por supuesto. Pero recordad, lo que pasa en La Demence, se queda en La Demence. Si quieres descubrirlo, hazte el regalo sensorial de venir. La experiencia fiestera gay mas fuerte del mundo.





17 comentarios:

Alan B dijo...

No sabe Ud. lo que me he reído leyendo la entrada, y lo que me gusta ser el primero en comentar.

Es bueno saber que no todo está inundado por el espíritu "míramenometoques" que ha invadido Madrid y muchas otras ciudades. Siempre nos quedará Berlín.

A veces pienso que con 22 años no pintaría nada en algo tan extremo, porque ya sabe ud. que la gente de mi edad es muy recatada, pero leyendo me dan ganas de ir y hacer de niño juguete del barco. Seguro que lo de ser tan joven sería un plus de morbo tremendo.

No nos abandone de nuevo tanto tiempo, :*

Anónimo dijo...

Que bueno volver a leerte!

Anónimo dijo...

Me encanta todo!! Contar comidas de culos con amaneceres, meterse con 5 en la habitación, para después flipar con el mar infinito. Dejar camas cagadas y fascinarse con la lluvia ...

Es como un síndrome de Estocolmo, que después de esa semanita, todo se queda en nada.

Que bien que lo has pasado y que nos lo cuentes!!
Pilar.

DiegoC dijo...

Bienvenido de nuevo.Yo,en una fiesta así,no sabría qué hacer,porque aunque uno vaya de guarra tremenda,en el fondo,es de los más tímido y cortado,con tendencia al complejo de inferioridad.
Pero,por comentar algo que no han dicho los demás: ¿piso en Londres?¿pero eso no era TOTALMENTE imposibol,dados los precios de la capital?No es por meterme donde no me llaman,pero se agradecería ampliacicón de esa información...

Anónimo dijo...

Yo creo que se ha afiliado al PP y tiene muchas cuentas en suiza.

Anónimo dijo...

Otro año sin una entrada bloguera no, por favor... soy tan hetero que casi me hago gay esperando.

Eres grandioso. Soy tu fan hetero numero 1. Ojalá hubiera más como tú en este mundo reprimido de mierda. Vivan las mujeres, el vino y los azafatos!

PasaElMocho dijo...

Eeeeeh, rebienvenidooooo al mundo blog.

Interesantísimo y superdidáctico el texto, muchas gracias.

No vea lo que me acordé de Vd. viendo un cartel de Lanas Stop y otro de Pingouin Esmeralda, no sé por qué, porque pega con Galerías Preciados.

Anónimo dijo...

Ha parecido a os voy a iluminar lo que es un lugar de sexo, drogas y diversión sin límites...¿nuevo en el planeta Tierra?

Sufur dijo...

¡Bienvenido de nuevo!

Ahora, la pregunta del millón, que te habrán hecho muchos: ¿y ahora qué puede superar esto?

Anónimo dijo...

Has vuelto por la puerta grande, como no podía ser de otro modo.
Gloriosa resurrección.

Anónimo dijo...

Que bien que hayas publicado otra vez! que no pase otro año!!!

Juan R dijo...

Qué morbazo! Niño juguete del barco! Avisa si vas ;-)

Anónimo dijo...

bieeeeeeeeeeeeeeeeennnnnnn!! por fin tu vuelta y no nos has decepcionado!! ole tú!!

Anónimo dijo...

Una preguntonta... tienes sida?

Anónimo dijo...

el sida hoy en dia, para tu informacion, no se tiene, se desarrolla, pero gracias a los tratamientos, ya no se desarrolla más.

por otra parte, es innegable que seas quien seas, vives en un mundo sin mucho contacto con el exterior, porque que alguien pueda llevar los anticuerpos o no, es hoy en día tan irrelevante y poco interesante como lo es el signo del zodíaco.

si te pica la curiosidad o te da asco lo que lees y no lo entiendes, pasa de este blog y vete a la web de disney, que seguro que alli nadie "tiene sida"

un saludo.

Anónimo dijo...

jajajajaja patetico, ademas dice tan panxo "una preguntonta" jajaj tonta eres tu desde q te caiste de la cuna cariña

Anónimo dijo...

Me encanta la relación a posteriori que han hecho los comentaristas con la pregunta, porque yo no veo más allá de una pregunta, y como «pregunta tonta», yo no veo la necesidad de responderla y menos justificarla en relación al contenido del blog.

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro