jueves, 22 de septiembre de 2016

BANGKOK. MI ESTRENO COMO GUARRA DE LARGA DISTANCIA

Bueno, como siempre tras una enorme pausa, pido perdon a todos y todas por esta ausencia. He estado tan metido en mis nuevos viajes y en mi digamos nueva vida, que tuve que dejar el blog un poquito de lado. Tambien paso que mi portatil murio hace mucho, y como soy nulo tecnologico, ni compre uno nuevo porque con el ipad ya ni lo usaba, y con el ipad por otro lado, sin teclado "normal" se hacia demasiado tedioso escribir. Estoy en el mismo plan, pero visto lo visto, me pillare un teclado de esos que se pegan y punto porque escribir asi es bastante incordio. Pero bueno, vayamos a lo que interesa.





Mi primer viaje fue un Bangkok. Y de cuatro dias nada mas y nada menos. Claro, yo enseguida me puse a buscar tugurios y cosas a las que ir, pero me di cuenta que iba a ser mejor dejarse llevar por el que sea lo que dios quiera. Y eso mismo hice así que me hice mi maleta bien poco cargada de todo y me puse camino a Thailandia en busca de mi futuro como ladyboy o como guarra internacional que soy. 

Bangkok es una ciudad de locos. Mi primera impresión fue maravillosa. Aquello es como si fuera un Manhattan de locas en mitad de la jungla y los paisajes urbanos que se ven son tremebundos. Además huele distinto.

Lo primero que visité fue el Gran Palacio, que uno no se lo puede creer hasta que lo ve. Impresionante. No hay palabras para describirlo. Solamente entrar te deja ya con la boca abierta. Hasta me emocioné y todo. Luego visité los mercados flotantes, Wat Pho y muchos otros templos que hay por ahí desperdigados, pero vamos, eso viene en las guías así que aqui desde luego no lo voy a explicar... después de tanta caminata de varios días, a mí lo que me interesaba era pegarme un rebumbio bien gordo. Y lo hice. Vaya que si lo hice. Entremos en detalles.   




(Quiero puntualizar que como fue el primer viaje, yo iba con cuidado y no me deje llevar mucho... Ahora ya se como va y por ejemplo, ORLANDO en Florida se ha convertido en el desbarajuste de los desbarajustes... Y Los Angeles ni os cuento...)

Para salir en Bangkok, uno tiene que ir a Silom. Digamos que es la parte marica, loca, guarra, puta, y yonky de la ciudad. También es el centro financiero y tiene un mercado nocturno maravilloso en el que uno se compra toda la ropa que le dé la real gana por menos de 10 € la maleta llena, total que cuando yo llegue allí y vi lo que eso era, decidí comprármelo todo, comprarme también una maleta , me metí en un bar de niñas que se meten pelotas de ping pong por el coño, me desnude, dejé mi ropa detrás de un vater y salí impecable con la ropa toda nueva, zapatillas, calzoncillos, calcetines, camiseta... todo hice cuentas y me había gastado cinco euros. Además os digo que la calidad no es que sea mala del todo. De esto hace seis meses y la ropa me sirve perfectamente. Una vez en Silom, decidí probar en los bares de las niñas que se meten pelotas de ping pong por el coño.




Aquello es toda una experiencia por qué no sólo se meten pelotas.  También se meten peces vivos,  ranas vivas,  cuchillas de afeitar,  tortugas vivas, y un sinfín de cosas... el caso es pagar. Mientras más pagas, más truchas se meten.  Yo pague muchisimo pero es que la experiencia bien lo merecía. Luego entre en el vater para cambiarme la ropa nueva y todo el suelo estaba lleno de sangre y de unos tubos de cartón que supongo que es lo que se meten en el coño para que dentro entre la tortuguita.  Yo preferí no preguntar pero aquello parecía el arbusto arrancado de las niñas de alcasser.  





Debo puntualizar que yo ya estaba bien bebido... aquello es tan barato y te atienden tan bien...  además mientras más propinas das, mejor te atienden, así que lo mejor que se puede hacer es darles de vez en cuando unos dineros y ellos no paran de traerte y traerte y traerte... Salí morao. Y con ganas de rebumbio.

Así que me fui a los bares mariquitas. Hay una calle detrás de la principal que está llena de bares del lady boys y aquello también es una experiencia porque te ven y se tiran encima de ti muy lascivas pero muy divertidas y que tocan el pelo, te tocan en el pito, te tocan las tetas, te tocan el brazo y te dan besos y se te suben encima como monas, y claro, tienes que invitarles... pero bueno... como es tan barato... les invitas. Al ratito me cansé de los lady boys y decidí ir a la calle principal que es donde están las discotecas gordas. Recuerdo que hay dos, una de ellas, la más tremenda, se llama DJ Station. La verdad que la música no estaba mal. Era un pum pum de calidad y la gente era una mezcla de locales tailandeses y muchísimos azafatos de mucha línea aerea internacional que hacían allí lo mismo que yo. Además los muchachos monísimos, pero no estaba yo con la cosa de ligar. Yo quería descubrir e ir más a lo profundo. La zona de fumadores era muy interesante porque allí estaban los tailandeses que se pueden permitir salir, mariquitas,  fumando muchísimo y ahí se hacían muchísimas amigas. También tengo que decir que las ladyboys son las que saben llevarte a los sitios de perdición y entonces yo me dejé llevar por ellas muchisimo. Hay que hacerles caso. Conocí a una que era muy parecida a Rosa de Benito pero con el pelo más estirón y ella me dijo que allí yo no pintaba nada y que me tenía que ir con ella al Spicy, que era un local más de locas. A mi me sonó bien y cogimos un taxi y nos fuimos para allá.








El Spicy no es que fuera gran cosa la verdad. Yo lo que vi fue una música más alta y unos tailandeses muy pedo pero realmente no parecía que yo allí fuera a durar mucho... así que tal como entre, sali y de repente me encontré en la puerta  con  un taxista que me preguntó donde quería ir. Entonces yo le expliqué que me tenía que llevar a un sitio de maricas pero que fuera fuerte y el taxista me dijo que él me llevaría pero que le tenía que pagar un poquito y un poquito le pague vamos que me lo lleve al bar marica conmigo.  Aquello era un sótano enorme con ropa tendida dentro, unos futbolines y muchísimas más lady boys jugando a los futbolines con una luz muy muy blanca. No había decoración y todo era como en cemento y cal. Ademas se entraba por el portal de una casa también con la ropa tendida y ya no había turistas. Me gustaba.  Ellas ya parecían tractores y yo a eso le di muchísimo valor. Luego me di cuenta que todas eran prostitutas y como el señor taxista se quedó conmigo yo le estuve pagando todas las copas para tener a alguien de confianza a mi lado porque las putas se te acercaba y te querían llevar a los rincones  Y a mí eso me daba un poco de miedo . uno se ponía en la barra a pedir y las putas se te acercaban muchísimo y te tocaban y se iban corriendo ... era muy curioso pero también se veian allí unos rollos de corrillos de putas mirándote que yo no sé por dónde iban a salir.  Yo lo que hacía era darle mucho dinero tailandés a mi taxista y entonces él cuidaba de mi. Luego le pregunté por su familia y el ya no hablaba mucho inglés así que deje de intentar preguntarle pero él me quiso hacer entender que si yo quería alguna, que él me la traía.


Luego no se como llegue a esta situación pero recuerdo estar en un cuarto de baño con dos mujeres o lo que aquello fuera, chupándome el pito y yo con la cartera agarrada en la boca en los dientes   Y con mis manos tirándole a las dos mucho de los pelos como si fueran dos jacas.  Eran muy ruidosas al chuparme el pito y yo no sé si hablaban de Buda o de Martirio.  Tampoco sé si yo tuve que pagar por aquello... Desde luego el dinero estaba alli asi q no me suena que pagase nada. Espero que no... de todas formas mi taxista recuerdo que me esperaba en el banco y cuando volví, allí estaba el hombre con los whiskys que yo le había pedido.  Luego ya pasó un rato muy grande y mi taxista se tuvo que ir... y vino el dilema. Me quedo allí, que no se donde estoy... o me voy con él y que me lleve al hotel? Por supuesto me quedé allí.. Y le di un poquito más de dinero claro. Alli funciona todo asi, guste o no guste.

Yo ya llevaba un pedo horroroso y no se ni que hora seria. Llevaba la cartera y el movil, que recuerdo me mire bien vaya que estas mujeres me hubieran robado todo, asi que decidi que habia que irse. Al salir, habia un coche con un señor en la puerta que me parecio ser otro taxista asi que me acerque y me pregunto que a donde iba. Yo le dije que por favor me llevase a otro club marica.  Me invito a meterme en el coche y se puso a conducir. Fijamos un precio y palante que fuimos. De repente me puse a fijarme y me dije a mí mismo " esto no parece un taxi..." y al fijarme más y más  me di cuenta que el señor era un policía y el coche era un coche de la policía con su reja que separaba los asientos de delante de los asientos de atrá, su radio y ya vi que el claramente llevaba el uniforme de la policía de Bangkok.  Al principio me dio muchísimo miedo pero total,  yo no estaba haciendo nada malo,  me habían chupado el pito dos señoras que luego eran  señores...  total que me deje llevar a ver a donde salíamos de aquello. 



 Y de repente callejeando el taxista policía paro y me dijo  


"aquí!  gay!  cub!" 





Yo me vi delante de una especie de hotel lujosísimo con mucho foco, con mucha estatua de piedra y mucha planta exótica. Le pregunte al policía que si estaba seguro que aquello era un sitio marica... y el me dijo que si, así que le dije que se esperara, y que iba entrar a mirar... y le deje un poquito de dinero para que el muchacho se esperara claro.

Al entrar en recepción me preguntó un hombre muy simpático si quería hotel o sauna. Yo dije que las dos cosas y me dijo que me daría habitación. A mí todo me sonó maravilloso, salí a la policía y le dije que ya se podía ir,  que yo me quedaba allí.

Aquello se llamaba Babylon. El Babylon es un hotel sauna enorme, de unas ocho plantas, con jardín tropical, piscina, gimnasio, restaurantes, y unas habitaciones que por nueve euros la noche son casi mejores que la habitación de tu propio hotel. No tenía parangón. Un lujo bárbaro. Así que cuando yo vi aquello le dije al de recepción "deme usted dos noches" Y alli me quedé. 





Subi a mi habitacion xq claro, llevaba todas las compras encima del mercado nocturno de Silom, asi que una vez me acomodé, me puse a explorar el sitio. Aquello era inmenso... Una de pasillos, ascensores, recovecos... Digamos que toda la planta de abajo del edificio era sauna cuarto oscurera y las plantas superiores eran habitaciones... Y luego habia como unas escaleras explendidas asi barbaras que salian al jardin tropical con una señora piscina y un señor bar altamente recomendable. Yo no cabia en mi regocijo porque de algun modo, sabia que habia dado con el sitio correcto.





Lo primero que hice fue tumbarme en mi habitación con la puerta abierta. Había mucho trasiego de hombres, algunos mayores y otros más jóvenes, por todas las plantas, y yo eso lo tenía que aprovechar. Sobre todo había mucho australiano y mucho americano algunos más empotradores que otros, pero si os digo la verdad yo estaba en un plan que aunque fuera Angel Cristo, me hubiera solucionado la papeleta. Pero hijo allí no entraba nadie. Yo no sabía tampoco cómo funcionaba bien el sitio así que decidí salir a los pasillos a investigar. Y descubri una escalera de incendios de caracol metida en un tubo de metal que recorría las ocho plantas del edificio de arriba abajo x fuera. Como el sitio era muy lioso decidí que por ahí acortaba y bajaba a las sauna cuartoscurera. Fui bajando hasta que de repente me crucé con una especie de camboyano, muy delgadito, muy alto y muy pizpireto. Hubo común roce por su parte y en aquel mismo agujero de metal que era esa escalera, con unas vistas bárbaras de todos los rascacielos del centro de la ciudad y con el sol ya saliendo, se la chupe al camboyano muchísimo agarrado a una reja. Luego el camboyano se puso a chupármela a mí muchísimo y poco a poco empezó a subir y bajar gente por aquella misma escalera. Claro allí nos cabiamos muchos ... entonces se formó un mogollón tal que ocupábamos como ocho peldaños. Yo me agarraba a uno y luego resulta que era una polla... luego se me agarraba a mi uno y resulta que era una pierna... luego yo resulta que me acercaba a otro y resulta que ya me la estaba metiendo otro... luego resulta que me escurría pero me caia encima de uno y luego otro se te caía encima y aquello era como una especie de cadena de bici o de jaula de loros donde estabamos todos agarraos pisandonos las cabezas y chupandonos los pitos como podiamos.






De allí salí vivo y me fui a mi habitación de nuevo y como habia Wi-Fi pues cogí y me dije: "a lo mejor esto funciona con grindr". Total que me abrió un perfil con mi cara y mi número de habitación y me di cuenta que todo lo que había alrededor eran caras y números de habitaciones. Eureka!. De repente descubrí que ahora ya si había que dejar la puerta abierta . Por allí desfiló Roma con Santiago. Levante con poniente. Yo no sé en qué momento creo que había siete en mi propia habitación. Hubo un momento precioso en el que yo estaba de rodillas junto a mi cama haciéndole la armónica a cinco. La armónica consiste en chuparle el pito a los cinco.  Tú tienes los pitos junto a tu cara y vas eligiendo a cada rato según te apetece... ahora este que parece un pito escorpio .... ahora el de allá que parece un sagitario .... ahora el de aquí que parece un pito mazorca... ahora el de allá que parece el cepo de una bicicleta .... en fin lo de siempre. Acabe hartito. Una acidez horrorosa además descubrí que me había cagado un poco en mis propias sábanas porque desde luego hice la armónica... pero también hice el desatascador... Pero ni aun harto de aquello paré. De repente vi que había unos vecinos míos muy simpáticos en el teléfono y entonces les escribí. Estábamos habitación con habitación. Así que claro yo les hice una visita. Nada más entrar me recibieron muy simpáticos. Era un señor americano y un chico que parecía asiático pero que vivía en Dubái. Allí hablamos un poquito de lo que pudimos pero enseguida el señor americano me levanto una pierna y me empezó a echar lubricante en el culo. Yo eso lo agradezco mucho aunque más agradezco un buen gargajo pero bueno como era un hotel había que guardar las formas. Y el muchacho de Dubái se iba colocando en tal posición que si el americano me la metía yo se la podía chupar al Dubaiti. Y claro eso hice. Tengo que darle 1000 puntos al americano porque ay que ver que bien me empotro el muchacho. De esas empotraciones bonitas, limpias, profundas y duraderas que uno se merece después de tanto trajín y tanta ladyboy. Además sonaba el típico pringueo al vacío que suele sonar en una empotracion de nivel y yo eso es otra cosa que agradezco muchísimo tambien.




Tras esta visita me fui a mi habitación y sé que dormir porque al despertarme era como las tres de la tarde, total que a esa hora me dije "voy a bajar a la piscina a ver cómo es la cosa" . Y bueno tengo que decir que por la tarde la piscina es muy tranquila y están todos los australianos tumbados en las tumbonas tomando el sol, bañándose y tomando unas piñas coladas riquísimas. Además te las hacen allí mismo naturales por el módico precio de menos de 0,50 € de euro al cambio. Os podéis imaginar como me puse de piñas coladas. Es que ni me acordé de comer. Una vez otra vez tenía el pedo subido me di una vuelta por los jardines tropicales del complejo. Y los jardines tropicales parece ser que no estan aptos para que te empotren... pero hijos míos... junto a una palmera y apoyado en un buda de piedra, me pegaron una tunda que nunca se me olvidará. Yo me agarraba a la cabeza redonda del buda,  que más parecía la cabeza de Terelu Campos... y ponía un pie subido en su regazo... pisandole las manos esas que ponen los budas con los dedos juntos...  y ahí a plena luz del sol en ese jardín tropical precioso... me la metieron. Además había dos. Uno me la metió primero y luego cambié de pierna,  y otro me la metió después. 





En breve estalló la noche y aquello empezó animarse claro ... yo eso lo sabía por eso me quedé allí. Además ya tenía la noche pagada... total que me subí a mi habitación, me duché, me vestí un poquito, y me baje a la piscina otra vez a tomarme mis piñas coladas con cuidado de no resbalarme con mis propias clamidias.  El Babylon por la noche, digamos mejor al atardecer, es bastante mejor que por el día.  De hecho la próxima vez que vaya, me dedicaré durante el día a visitar la ciudad, y por la tarde noche me enclaustraré allí. Se forman en la piscina unos corrillos de australianos cachas preciosos, aunque también tengo que decir que hay señores mayores y mucho japonés viejo. Allí la gente va en pareja en grupo de amigos etc. Yo era el único español así que quedaba muy exótico... y tan exótico era que me cogió un señor australiano otra vez y me subió a su habitación no sin antes pasar por el jardín tropical de la lujuria, donde me la metió un poquito y donde nos besamos muchísimo junto al buda de antes. Y tengo que deciros que pasé la noche con él. Era un señor muy marido, con el pelo así más o menos canoso,  pero con su cuerpito muy interesante.  Nos dimos muchísimos besos y nos abrazamos muchísimo durante toda la noche y luego nos arropamos, pusimos el aire acondicionado, cerramos los grindrs  y me empotro muchisimo con mis piernas en V de victoria. Me vi raro, sin un buda al que agarrarme...

Fue un empotre mu sentio... De mucho estiramiento y mucho empuje. Yo notaba como las patas de una mecedora x dentro partiendome en dos. Asi es como os lo se explicar.




Y luego por la mañana nos despertamos y subimos al desayuno, que el desayuno es curiosísimo porque está todo el mundo del hotel que has follado con todo el mundo, en los jardines, piscinas , saunas etc, desayunando de una forma muy exquisita unos desayunos muy tailandeses y muy presentados con mucha gloria, y allí no ha follado nadie ni Roma con Santiago.





Y hasta aquí mi primer vuelo de larga distancia a Bangkok. Ni desparrame mucho, ni quise desparramar más... porque era el primero y yo estaba muy lejos... pero el segundo ya vi yo cómo se hace y ya le cogí la carrerilla y solo puedo decir que estoy hecha una puerca horrorosa.


(y otra vez, mil y mil gracias por seguir el blog aun con este paron, y mis disculpas. El curro es el curro...y estos primeros meses han sido de mucho aprender y estar un poco fuera de esto)



5 comentarios:

PasaElMocho dijo...

¡Rebienvenida pérez al mundo blog! ¡Sus relatos nunca defraudan!

Javi dijo...

eso de los 9€ por noche en babylon como que haz calculado mal... seguramente es 90€. Reservando con tiempo sale a unos 70€

queinsolito dijo...

Habia segun recuerdo, muchas opciones. Yo x ejemplo solo tenia habit de noche. No de dia... era baratisimo. Xq ademas lo vi en el estracto del banco y no fueron £22 mas miles de copas x separado...

Fran dijo...

Gracias gracias gracias!!!

Javier Pérez dijo...

Hilarante como siempre pero estoy de acuerdo con Javi. Me parece que le quitaste un decimal al cambio de baths. Tanto por Babylon como por las compras en Si Lom. Supongo que todo es debido al Red Bull Thai!

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro