jueves, 10 de noviembre de 2016

SOMOS MAS, Y MEJORES


Nunca he usado el privilegiado estrado que supone este blog, para transmitir ideas politicas ni aleccionar sobre nada. Este es un site en el que solo he hablado unicamente de bares, barras de bares, vateres, pitos, culos, pitos dentro de culos, bocas en pitos, clamidias elegantes de invierno y arcadas con lagrimones.

No es que llevemos un curso politico mundial limpio en los ultimos tiempos, pero consideré que nunca era razon suficiente como para cambiar la marcha del blog. Hasta que de repente, el mundo, por arte de magia del fallo de la democracia, cuando la sociedad se enferma de si misma, se convierte en un vater pordiosero y nauseabundo en el que ni muchisimo menos nos merecemos vivir, comer y respirar porque se haya decidido asi en unas urnas locas que reflejan el malestar de una sociedad cansada de escuchar que vive en el umbral de la mierda. 

El Brexit aqui en Reino Unido ha dejado salir los demonios de la desverguenza, la baratura, el escandalo sin prejuicios propio de un Berlusconi y la falta al respeto. Y se ha llevado por delante la cordura social de muchos, que cansados de tragar mierda, han decidido poner la boca en otro culo a ver si la mierda sale mas limpia.

La mierda no es mas que eso. Mierda. La puedes disfrazar de "modelo" del este que vino a América a buscar fortuna y se encontro con un señor que se lo paga todo mientras ella le pone el marco de familia perfecta que el nunca conseguiría de acuerdo con sus estandares de familia perfecta. Cuando vives de cara a la galería, el dorado y lo caro es lo que te pone en orbita. Eso lo sabe ella perfectamente... Y ÉL.




Resulta que existen váteres de panes de oro en la planta 73 de un rascacielos de la Quinta Avenida. Esto lo sabiamos. Pero no me esperaba que me fueran a meter esos váteres de oro por la boca, dentro de mi casa, y mas aun llenos de la mierda que estos dos cagan mientras arreglan el mundo desde las portadas de sus dos respectivas revistas. La de ella, de moda. La de él, de torres de cristal tan anodinas y ordinarias que se venden tanto en Dubai como en Las Vegas a precio de hotel de lujo de churros.

El mundo esta enfadado consigo mismo. Como vamos, no funciona. Pero parense y piensen. Va a funcionar mejor con las normas de la casa de los vateres de oro? No podemos de ninguna de las maneras, ni merecemos, tragar la mierda liquida o espesa que este señor y su señorita de luces vibrantes nos quieren hacer tragar. Ella vivio ilegal en America, inmigrante, y le quito el puesto a una americana para hacer el trabajo que ninguna americana quería hacer. Chuparle la polla al señor de las torres de oro. Desde el momento en el que ellos van en contra y persiguen lo que luego realmente son, la mierda de la hipocresia, la demagogia, la baratura y la ordinariez nos saldran por las orejas.

No merecemos presenciar el peor espectaculo del mundo, la mas deleznable falta de respeto a la raza humana ni a los exitos conseguidos como sociedad. Que se queden con sus vateres de oro atrancados de mierda en su casa. Y metan la cabez en su propia mierda si quieren, pero que no nos la hagan meter a nosotros.

Nuestra vida no es tan mala como la pintan. No por no vivir en una torre de la quinta avenida, somos menos, ni peores ni menos libres. Todo lo contrario. Ni somos una sociedad olvidada, como el dice. Ni somos unos muertos de hambre, aunque los haya, ni somos un pueblo sin futuro, porque no hemos alcanzado el rubio quemado de un injerto en la cabeza de medio millon de dolares. No somos menos exitosos en la vida por no tener a la señorita de compañia a nuestro lado todo el rato leyendo lo que le decimos que lea. No somos en absoluto menos hombres por asquearnos del abuso a la mujer. Y somos mucho mas mujeres, con los ovarios bien puestos, cuando no nos callamos y denunciamos el abuso. No somos menos listos por querer tener menos fronteras y tener menos miedos. Tampoco lo somos por  querer derribar muros que el pretende construir. 

En absoluto en definitiva somos, lo que el quiere que seamos. Su mundo ordinario es solo su mundo. No es el nuestro. Desde su torre, arriba, en la 73, se nos debe ver pequeñitos y seguramente el brillo del oro y del cristal tintado no lle deja ver que en realidad somos muchos mas, y mejores.





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por favor, devuélvale el blog a su legítimo propietario QUEINSOLITO, cambie el tipo de letra a la de siempre, y váyase por donde ha venido.

Ábrase un blog en otro sitio para hablar de política surrealista e ininteligible como esto último que ha escrito, o piérdase. Esto es para otras cosas.

Ande, ande...

Anónimo dijo...

Te sigo siempre. Me das vida con tus relatos. Trabajo de aerolínea también y soy guarrete. Gracias por este post tan oportuno. Estamos aterrados acá en América. Luis en Atlanta

Template Designed by Douglas Bowman - Updated to Beta by: Blogger Team
Modified for 3-Column Layout by Hoctro